Trenes Argentinos Operaciones asumiría la prestación de algunos servicios de Ferrobaires a partir de julio próximo. Junín y Bahía Blanca tendrían tres servicios semanales. La decisión se toma a poco de cumplirse un año de la suspensión de los trenes provinciales. Se despeja el traspaso.

A poco tiempo de cumplirse un año de la cancelación de los trenes de Ferrobaires, algunos servicios bonaerenses volverán a correr.

Gracias al avance de las negociaciones por el traspaso a la Nación -que incluyó un recambio de autoridades en la empresa provincial-, Trenes Argentinos Operaciones sumará servicios a Junín y Bahía Blanca y retomaría la prestación del servicio a Mar del Plata, interrumpida desde agosto de 2015, a partir de julio próximo.

En el caso de Junín fue el propio presidente de la SOFSE, Marcelo Orfila, quien confirmó al intendente de esa localidad que desde el 10 de julio habrá un total de tres frecuencias semanales a esa ciudad: una de ellas ya existente (el tren a Rufino, que sale los viernes y vuelve los domingos, con parada en esa ciudad) y otras dos adicionales durante la semana. El cronograma es similar al que había trascendido el verano pasado. Hasta la suspensión de Ferrobaires, Junín contaba con servicios diarios.

Para Bahía Blanca, las nuevas frecuencias arrancarían el 17 de julio, coincidiendo con el inicio de las vacaciones de invierno en la provincia de Buenos Aires. A esa ciudad también habría tres frecuencias semanales por vía Lamadrid (una de ellas ya existente, la del tren que sale los viernes y retorna los domingos) y otras dos durante la semana. Hasta la cancelación de Ferrobaires, a estos servicios se sumaban otros dos semanales que corrían por vía Pringles.

Los trenes a Mar del Plata, en tanto, comenzarían a correr desde el primer día del mes próximo, aunque aún no hay anuncios oficiales al respecto. Luego del fallido anuncio de que los servicios volverían para la temporada de verano y de que los gremios advirtieran que la restauración de las prestaciones dependía del traspaso de Ferrobaires, el gobierno parece manejarse con cautela al respecto. Si bien en este ramal deben recambiarse un 6,67% de los durmientes, que presentan fisuras o fallas, esto no es impedimento para la circulación de los trenes.

Las tres ciudades beneficiadas son las que habían sido consideradas “prioritarias” por el gobierno provincial el año pasado. El anuncio deja de lado, de momento, la restauración de los servicios a Tandil y 25 de Mayo, los otros dos destinos a los que Ferrobaires llegaba al momento de su suspensión. Otro de los destinos que no han sido mencionados hasta ahora es Chascomús, cuya suerte había quedado atada a la del ramal a Mar del Plata. Los trenes a esta ciudad (tanto los rápidos a Plaza Constitución como los locales a Alejandro Korn) habían sido suspendidos en julio pasado.

Comentarios