Trabajadores de SBASE denunciaron que desde hace semanas el acceso a enelSubte.com está bloqueado en todas las computadoras de Agüero 48. Otro episodio de restricción al libre acceso a la información que se suma a la censura del año pasado y que viola la libertad de expresión.

Trabajadores de Subterráneos de Buenos Aires denunciaron públicamente que recientemente ha sido bloqueado el acceso a enelSubte.com desde todas las computadoras de la empresa estatal, cuya sede se encuentra en Agüero 48.

El hecho se hizo público luego de que empleados de SBASE lo manifestaran el pasado 21 de octubre en el programa Señal Informativa, que se emite por la FM Subteradio 101.7, la radio de los Metrodelegados. Los sectores gremiales expresaron su “solidaridad” por el episodio de “censura y veto” sufrido por este medio.

Con este lamentable episodio de restricción del libre acceso a la información, la empresa suma otro triste capítulo a la censura ejercida contra este medio el 27 de septiembre del año pasado en la inauguración de la extensión de la línea A, cuando personal de seguridad retiró el micrófono de la rueda de prensa a enelSubte.com e impidió el acceso del director de este medio al tren inaugural por explícita indicación de las autoridades de la empresa.

En este sentido, las acciones de censura a este medio encaradas por SBASE son abiertamente violatorias de la Ley 4565 de Defensa de la Libertad de Expresión en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, aprobada por la Legislatura en mayo de 2013 a instancias del propio oficialismo.

Quienes integramos el equipo de enelSubte.com, únicamente comprometidos con la promoción y el desarrollo del Subte, no podemos sino manifestar preocupación ante acciones que ponen de manifiesto que la defensa de la libertad de prensa y de expresión declamada por el Gobierno de la Ciudad no es más que un discurso vacío que se contradice con los actos llevados a cabo por empresas dirigidas por personas nombradas por el propio Jefe de Gobierno.

Observando que cortar los canales de información, quitar micrófonos y apretar a la prensa independiente no ha sido suficiente por acallar la crítica, SBASE ha optado por impedir que sus empleados puedan leer al único medio especializado en el Subte de Buenos Aires.

Comentarios