Denuncian penalmente a trabajadores

Presentaron una denuncia penal contra los empleados que pararon el servicio de subtes este mediodía.

Se trata de un grupo de delegados que impidió la salida de los trenes organizados para situaciones de emergencia, previsto por Metrovías para el paro que realizaron de 12 a 14

En un comunicado de prensa, la empresa informó que “se trabajó con anticipación (al paro) para brindar un cronograma de emergencia que evitara un perjuicio mayor para los 150.000 usuarios que viajan en es horario, planificando un diagrama para la conducción de los trenes con empleados que no se adhirieron a la medida y con los Supervisores, idóneos para la tarea y debidamente habilitados”.

“Sin embargo, cuando la empresa comenzó a implementar este cronograma de emergencia, un grupo de empleados en paro impidió la salida de los trenes: cortando las vías u obstruyendo la salida de las formaciones al servicio. Por esta razón, la empresa realizó una denuncia penal en la División Subterráneos de la Policía Federal por el delito de “interrupción de servicio de transporte público”, en la que interviene el Juzgado Correccional N° 11, Secretaría 72″, agrega.

Según la empresa, el siguiente listado muestra los hechos que se registraron en las líneas y que impidieron la puesta en marcha del cronograma de emergencia:

En la Línea A se interrumpió el servicio a las 12 horas cuando un empleado impidió la salida de una formación en la estación Primera Junta y dos conductores se negaron a entregar la formación para que sea conducida por supervisores habilitados en la estación Loria.

En la Línea B se interrumpió el servicio a las 12:01 horas cuando los conductores de las formaciones se negaron a realizar la rotación de conductores.

En la Línea C se interrumpió el servicio a las 12:03 horas cuando dos personas impidieron la salida de las formaciones tras pararse sobre las vías en las estación Constitución. Se intento dar servicio a las 12:22 horas pero el tren no pudo continuar la marcha en la estación Independencia.

En la Línea D se interrumpió el servicio a las 12:18 horas cuando un grupo de personas impidieron la salida de los trenes de Congreso de Tucumán. Se intentó realizar un servicio corto entre las estaciones José Hernández y Catedral, pero no se pudo implementar dado que los empleados se negaban a salir de la cabina de conducción.

En la Línea E se interrumpió el servicio cuando los conductores de las formaciones ubicadas en las estaciones Bolívar, Belgrano y Virreyes impidieron la rotación de los conductores.

En la Línea H se interrumpió el servicio a las 12 horas cuando un grupo de empleados impidió la salida de una formación trabando el cierre de puertas lo que imposibilita el movimiento del tren.

El Premetro se interrumpió a las 12:19 horas cuando un conductor detuvo el coche en la estación Balbastro y se negó a realizar la rotación de conductores.

Comentarios