Cerca de 40 afectados por el accidente ferroviario de la semana pasada en vías del ferrocarril Sarmiento, en Castelar, denunciaron penalmente a los empresarios Benito Roggio (Metrovías) y Gabriel Romero (Ferrovías).

En el marco de la investigación por el accidente ferroviario ocurrido el pasado jueves en Castelar, donde una formación del ferrocarril Sarmiento embistió, en circunstancias aún no esclarecidas, a otra que se encontraba detenida en la misma vía, los empresarios Aldo Benito Roggio y Gabriel Romero, controlantes de Metrovías y Ferrovías fueron denunciados penalmente.

Con el patrocinio del abogado Gregorio Dalbón, que representa también a las víctimas de la tragedia de Once, aproximadamente 40 afectados por el reciente accidente denunciaron a los empresarios, solicitando que se cite a ambos a declaración indagatoria y que se les prohíba a ambos salir del país, a la par que pidieron el secuestro de documentación y la realización de pericias contables en las cuentas de ambas concesionarias para determinar el destino dado a los subsidios que el gobierno nacional entrega a la Unidad de Gestión Operativa Mitre-Sarmiento (UGOMS).

El abogado cargó contra los máximos responsables de las últimas dos concesionarias privadas que quedan en pie en los ferrocarriles metropolitanos: “ni Gabriel Romero ni Benito Roggio” van a poder “zafar” de lo ocurrido la semana pasada y señaló que “van a tener que pagar con su responsabilidad, tal como lo está pagando Cirigliano”. También apuntó contra el ministro del Interior y Transporte, Florencio Randazzo, sosteniendo que la justicia deberá evaluar su responsabilidad en el hecho y que personalmente no cree que haya actuado “con dolo”, pero sí con incapacidad.

La denuncia fue radicada en el juzgado federal de Morón a cargo de Luis Rodríguez, quien investiga las causas del accidente acaecido en la mañana del jueves.

Comentarios