Las bases sindicales analizan la realización de una paralización. Es por las agresiones físicas sufridas por trabajadores en los incidentes de la noche del jueves en la línea B, que operó con demoras y servicio reducido por impedimentos técnicos.

Fuentes gremiales en diálogo con enelSubte.com revelaron que las bases sindicales se encuentran en estado de alerta luego de los sucesos ocurridos en la noche del jueves en la línea B.

Allí trabajadores del Subte resultaron agredidos física y verbalmente por pasajeros exaltados que provocaron disturbios en la estación Los Incas. Asimismo se vivieron momentos de tensión en la estación Lacroze, donde pasajeros se atrincheraron dentro de una formación, y en el resto de las estaciones de la línea debido a las importantes demoras que ocasionaron las anomalías en la prestación del servicio. Inclusive el delegado y candidato a Senador por el Frente de Izquierda Claudio Dellecarbonara, al ser reconocido por un grupo de usuarios, resultó agredido.

Si bien las dirigencias gremiales no estaban contemplando la posibilidad de una paralización, las bases estarían ejerciendo presión dada la gravedad de la situación.

Comentarios