El 3 de julio será la audiencia de cotejo en la que se verificará la cantidad de trabajadores del Subte afiliados a UTA y AGTSyP. Si los Metrodelegados tienen más de 10% de afiliados, obtendrán la representación: el gremio, confiado.

El próximo 3 de julio se realizará en el Ministerio de Trabajo la audiencia de cotejo en la que se verificará la cantidad de trabajadores del Subte afiliados a la Unión Tranviarios Automotor (UTA), que actualmente ostenta la personería gremial, y a la Asociación Gremial de Trabajadores de Subte y Premetro (AGTSyP).

La audiencia constituye el punto cúlmine del trámite iniciado por la AGTSyP en julio del año pasado para el reconocimiento de la personería. El gremio confía en que obtendrá la representación oficial de los trabajadores del Subte, si se comprueba tras el cotejo que posee al menos un 10% más de afilados que la UTA.

Según publicó en su edición de hoy El Cronista, el Ministro de Trabajo de la Nación, Carlos Tomada, apuesta a dilatar el trámite para evitar un conflicto con la Unión Tranviarios Automotor, gremio que pese a estar enrolado en la CGT oficialista de Antonio Caló, adhirió a las últimas paralizaciones convocadas por las centrales opositoras. El ministro teme que la probable pérdida de personería derive en un paro general de ómnibus de corta y media distancia, algo que el Gobierno preferiría evitar.

Inclusive si la comprobación resultara favorable a los Metrodelegados, es probable que la misma derive en una batalla judicial entre ambos gremios. Cabe recordar que la representación oficial de los trabajadores del Subte le proporciona a la UTA cinco millones y medio de pesos al año, en concepto de capacitación.

Comentarios