Cuenta regresiva para Echeverría y Rosas

Los vecinos de Villa Urquiza, que esperan desde hace años su inauguración, verán recompensada su espera en tiempos electorales. Una recorrida fotográfica por las demoradas estaciones.

Restan tan sólo detalles, la limpieza final y la incorporación de algunas pocas formaciones más para que Echeverría y Juan Manuel de Rosas, las últimas dos estaciones de la extensión de la línea B, comiencen a recibir pasajeros.

Los vecinos de Villa Urquiza aguardan desde hace años su inauguración, pero sólo obtuvieron por parte del Gobierno porteño postergaciones y diferentes causas para las demoras: primero fueron retrasos en la construcción de las estaciones, luego la falta de terminación de la cochera, más tarde, las demoras en la adaptación de la flota de refuerzo comprada de segunda mano al Metro de Madrid.

Pero la espera parece acercarse a su fin. En tiempos electorales, la inauguración de obras retrasadas puede tener ciertamente un efecto no despreciable en las urnas. El Gobierno de la Ciudad, sin precisar fecha exacta (se baraja la posibilidad del 27 de julio), ha confirmado la apertura de ambas estaciones para fines de este mes. Se prevé que ambas paradas adicionen 50.000 pasajeros diarios a la red.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fotografías por Franco Dávila

Comentarios