La decisión de realizar un desfile de moda en plena jornada de un día hábil de marzo y en una transitada estación de combinación despertó una oleada de críticas en las redes sociales y rechazo de los usuarios. Las críticas, incluso, fueron mayoritarias en el perfil de Facebook del Gobierno de la Ciudad, que estuvo a cargo de la organización del evento. El evento llega en semanas complejas para el Subte: crisis de material rodante, aumento de tarifa en suspenso y el futuro de la operación de la red, pendiente de la Justicia.

La decisión del Gobierno de la Ciudad de realizar un desfile de moda en la estación Santa Fe – Carlos Jáuregui de la línea H despertó una oleada de críticas en las redes sociales.

El evento fue organizado por la Dirección General de Industrias Creativas del GCBA y tuvo lugar este miércoles al mediodía.

La realización de un evento de esas características en una estación muy transitada de la red –donde combinan las líneas D y Hy en pleno día hábil de marzo, cuando la red retoma su ritmo de trabajo habitual, fue rechazada por los usuarios. Los comentarios se multiplicaron tanto en Twitter como en Facebook, cuestionando la decisión en fuertes términos. El rechazo se hizo sentir incluso en el perfil de Facebook del Gobierno de la Ciudad (ver más abajo).

No es la primera vez que una iniciativa de este estilo es criticada en las redes: el año pasado ocurrió algo similar con la campaña #Agradeselfie, que los usuarios tomaron de forma irónica para denunciar el mal funcionamiento de la red.

El evento cayó mal también porque el Subte atraviesa semanas complejas. En la línea B se debieron retirar trenes de servicio tras la revelación de que tenían asbesto entre sus componentes, lo que gatilló una crisis de material rodante. Además, el aumento de la tarifa a $11, que iba a empezar a aplicarse en abril próximo, quedó suspendido tras una resolución judicial que aplazó la audiencia pública en la que debía discutirse el tema. Otro asunto no menor es que la Justicia tiene que expedirse aún sobre si la ley que autorizó la nueva concesión hasta 2034 es constitucional o no, por lo que el futuro de la operación de la red a partir de diciembre próximo es aún una incógnita.

Comentarios