La presidenta Cristina Fernández de Kirchner dijo que el gobierno nacional busca "cumplir con una ley" al impulsar la transferencia del servicio de subterráneos a la Ciudad de Buenos Aires, al tiempo que criticó el pedido formulado por las autoridades porteñas de extender el pago de subsidios hasta el 2017.

 En la misma sintonía, el ministro de Planificación, Julio De Vido, sostuvo que la Ciudad “tiene recursos suficientes” para hacerse cargo del servicio de Subte y Premetro, mientras que el secretario de Transporte, Juan Pablo Schiavi, consideró que el “problema es que el gobierno porteño no quiere hacerse cargo” y que “con esto buscan dilatar la discusión”.  Desde el gobierno porteño, la vicejefa electa María Eugenia Vidal argumentó que la Ciudad apunta a “un traspaso ordenado y un esfuerzo compartido”, a lo que agregó que “no queremos que en la situación de los subtes pase lo mismo que pasó con Aerolíneas Argentinas. Queremos que funcionen bien, que se mejore la calidad del servicio”.  

Schiavi, al salir al cruce de Vidal, dijo que le daba “mucha pena la respuesta del gobierno de la Ciudad” y criticó la comparación hecha por la funcianaria con Aerolíneas Argentinas, al que calificó como “una chicana y un cuentito publicitario que debe haber sido medido por un focus group, porque el tema está en tapa de los diarios”.  El contrapunto cobró forma luego que el gobierno porteño le entregara el lunes a la Nación una contrapropuesta en la que pide el giro del 50 por ciento de los subsidios hasta el año 2017, entre otras cuestiones.  

Cristina, al referirse al pedido del gobierno porteño, recordó que “muchos criticaron los subsidios y ahora piden extenderlos hasta el 2017”, al aludir a la postura esgirimida en varias oportunidades por Mauricio Macri en contra de ese tipo de medida.  En su discurso de cierre durante la 17ma. Conferencia Industrial organizada por la Unión Industrial Argentina, la Presidenta sostuvo que “no le estamos pidiendo que vayamos a negociar con el Club de París, no le estamos pidiendo que vayan a negociar con Cristine Legarde (la titular del FMI), estamos pidiendo que se hagan cargo de los subtes que funcionan sólo en la Ciudad de Buenos Aires”.  Enfatizó además, que el Gobierno nacional con esta transferencia está “queriendo hacer cumplir una ley, que es la ley de autonomía, por la cual reclaman con mucha razón quienes representan a la Ciudad”.

Antes del discurso de la Presidenta, De Vido había dicho que “cada uno debe hacerse cargo en el momento político, de lo que le toca llevar adelante; el Gobierno de la Ciudad tiene recursos suficientes” para tomar el control administrativo de los subtes y el Premetro.  Schiavi, por su parte, dijo que las autoridades porteñas no deben tener “miedo” de asumir la responsabilidad de administrar el servicio de subterráneos.  “Que no tengan miedo, la Nación no deja a nadie desguarnecido”, dijo Schiavi, y agregó que el Gobierno nacional se ofreció al traspaso “de todo lo que la Nación había invertido, sin cargo, que son más de 2.500 millones de pesos transferidos a la ciudad sin beneficio de inventario y comprometernos a terminar las obras en marcha (Líneas E y A)”.  En diálogo con Radio 10, el secretario de Transporte indicó que el Gobierno nacional propuso “durante un año ser solidario con la Ciudad en cuanto al pago de subsidios, y depositar el 50 por ciento de lo hoy pagamos bajo ese concepto”. 

El 10 de noviembre pasado, el Gobierno nacional propuso a la Ciudad de Buenos Aires transferirle a partir del 1º de diciembre los subterráneos y el servicio de Premetro, de manera gratuita, con el control tarifario y el pago de la mitad de los subsidios por espacio de doce meses.  “La propuesta que recibimos ayer es una propuesta de dilación. Tenemos la sensación de que no quieren asumir el problema”, repitió Schiavi y agregó: “Espero que recapaciten. Nosotros estamos dispuestos a hacer la transferencia”.  

Desde la otra vereda, Vidal sostuvo que se inició “un proceso de diálogo con el Gobierno nacional, convocado por ellos, y lo que está en discusión no es si la Ciudad acepta o no acepta el traspaso del subte, ya que nosotros dijimos que sí desde el primer día”.  En declaraciones a radio La Red, Vidal repitió que la preocupación del gobierno porteño es “hacer que la gente viaje mejor en el subte”, y señaló que para eso es necesario ponerse de acuerdo respecto a las inversiones que hay que hacer y que ya estaban previstas desde 2005.  La funcionaria porteña explicó que no se le pide al gobierno nacional que financie esas inversiones, pero sí que puedan “presentarse en conjunto ante organismos internacionales para gestionar el financiamiento” y hacer “un pago compartido”.  Y sostuvo que “es una negociación compleja porque es un servicio complejo”, pero señaló que están a la espera de “nuevas reuniones que vayan acercando las diferencias”.

Fuente: Télam

Comentarios