Los talleres ferroviarios de Junín, que son administrados por una cooperativa, se encuentran en una difícil situación: desde el cambio de gobierno no logran que les encarguen nuevos trabajos y aún les adeudan pagos por trabajos terminados. El intendente de Junín se reunió con el presidente de Belgrano Cargas y Logística para buscar una solución al problema.

Los talleres ferroviarios administrados por la Cooperativa de Trabajo Talleres Junín (COOTTAJ) se encuentran al borde del cese de actividades por falta de trabajo. Aseguran que desde el cambio de gobierno no pueden lograr que les encarguen nuevos trabajos de reparación de coches de pasajeros y vagones de cargas, lo que echa un manto de incertidumbre sobre la continuidad laboral de los 30 socios cooperativistas y 25 empleados contratados que trabajan en el lugar.

“Hasta el día de hoy hemos estado haciendo gestiones con las nuevas autoridades de Belgrano Cargas y no hemos tenido ningún tipo de respuestas. Si bien no nos han dicho que no, tampoco tenemos nuevos trabajos”, explicó el titular de la cooperativa, Pedro Rodríguez.

Uno de los últimos vagones carboneros reparados por los talleres Junín. Foto: COOTTAJ.
Uno de los últimos vagones carboneros reparados por los talleres Junín. Foto: COOTTAJ.

“Hemos tenido reuniones, pero ahora no tenemos previsto nada. Hace un par de semanas hablé con el titular de Belgrano Cargas [Ezequiel Lemos] y quedó en comunicarse conmigo nuevamente, estoy esperando esa comunicación. Lo fundamental es que el trabajo llegue. Desde febrero no podemos lograr que se sumen trabajos”, señaló al diario local La Verdad.

La cooperativa espera aún el pago de trabajos adeudados que fueron encargados durante el gobierno anterior. De hecho, los talleres habían aumentado significativamente su ritmo de trabajo durante la gestión de Florencio Randazzo, con quien la cooperativa tenía un diálogo fluido y quien visitó los talleres en una ocasión. El último de esos trabajos, finalizado en las últimas semanas, es un pequeño lote de tres vagones carboneros del Ferrocarril San Martín para Trenes Argentinos Cargas y Logística. “Cuentan con un montón de mejoras respecto de las últimas que hemos hecho”, se entusiasman en la COOTTAJ. Luego de esto, puntualizó Rodríguez, “no sabemos qué vamos a hacer. Hay un montón de gente que depende de este trabajo”.

Esta misma semana, el intendente de Junín, Pablo Petrecca, se reunió con el presidente de Trenes Argentinos Cargas (ex Belgrano Cargas y Logística), Ezequiel Lemos, para analizar posibles soluciones para la situación e intentar reactivar los talleres que, afirman, están en condiciones de reparar dos vagones carboneros por mes, a un valor de 900 mil pesos por unidad. Lemos “se ha comprometido a que esto pueda continuar”, dijo el intendente, quien aprovechó el viaje a Buenos Aires para acordar la transferencia de terrenos ferroviarios nacionales a la municipalidad.

petrecca_lemos
El presidente de Trenes Argentinos Cargas, Ezequiel Lemos (der.), reunido con el intendente de Junín, Pablo Petrecca, y funcionarios.

La crisis de los talleres de Junín había salido a la luz en abril pasado, cuando se conoció que la cooperativa enfrentaba falta de trabajo, falta de pago de trabajos terminados y un incremento de las tarifas de energía eléctrica en un 100%, como resultado de la quita de subsidios decidida por el gobierno nacional.

Situaciones similares afectaron a los talleres de Consulting Ferroviario Industrial, en Justo Daract (San Luis), y Rioro – Emepa, en Pérez (Rosario, Santa Fe). En estos dos últimos casos, a la ausencia de actividad siguieron despidos y suspensiones de personal.

A esto se suma la suspensión del proyecto de fabricación de vagones de carga nacionales en Fabricaciones Militares (Fábrica Militar de Río Tercero, Córdoba), anticipada por este medio en febrero pasado.

Comentarios