Luego del paro sorpresivo que afectó a la red durante casi toda la jornada, el Ministerio de Trabajo dictó la Conciliación Obligatoria. Mañana hay subtes.

Luego de una tarde de intensas negociaciones, se dictó la Conciliación Obligatoria en el Ministerio de Trabajo. Las partes continuaron las conversaciones luego de las 17 horas, momento en que la resolución de la cartera laboral se hizo efectiva.

Debido a la demora en la comunicación interna de los trabajadores y a la dificultad que implica poner en marcha una línea de subte luego de 7 horas de interrupción, con aproximadamente 3 horas de atraso la red de subtes está normalizada.

El encuentro entre las partes se realizó en la sede laboral de la Avenida Callao al 100 y fue encabezado por el director nacional de Negociación Colectiva, Adrián Caneto.

En tanto Metrovías ratificó una denuncia judicial y otra presentada en Trabajo en perjuicio de los trabajadores que cortaron hoy las vías de la línea C, la primera en ser afectada por la medida de fuerza.

El problema

A raíz de un reclamo de las bases, en diciembre del año 2006 el Ministerio de Trabajo, la UTA y Metrovías firmaron un acuerdo que establece una política de ascensos y nombramientos, el cual consiste principalmente en respetar la antigüedad del personal y priorizar a los trabajadores de puestos bajos al momento de cubrir cargos de mayor jerarquía en lugar de contratar nuevo personal.

Según denunciaron los trabajadores, días atrás “esto no fue respetado y Metrovías nombró amigos para ocupar cargos que debieron ser ocupados según lo establecido en el convenio de diciembre 2006”.

Las relaciones entre los trabajadores y la empresa concesionaria Metrovías estaba tensa desde la semana pasada, cuando el viernes el servicio estuvo al borde del paro total a raíz de la amenaza de la UTA (Unión Tranviaria Automotor) de despedir o suspender del gremio a algunos delegados del subte. Luego la medida fue levantada.

Comentarios