La Cámara en lo Criminal y Correccional consideró probadas las acusaciones que se le hacían en una causa por agresiones, daños y bloqueo a la circulación de trenes. Los demás delegados quedaron eximidos por falta de pruebas.

La Cámara Nacional en lo Criminal y Correcional confirmó el procesamiento contra Néstor Segovia en la causa que se le sigue por agresiones, daños y bloqueo de la circulación de trenes del subterráneo durante una protesta en 2007.  Segovia, quien se desempeña como delegado de los trabajadores de la línea C afiliados a AGTSyP (Asociación gremial de Trabajadores de Subte y Premetro), también conservará el embargo por cinco mil pesos sobre sus bienes que le había sido dictado en instancias previas.

El delegado está acusado de “daño, daño agravado, lesiones leves y coacción”.  En el fallo de Cámara, los jueces Julio Lucini y Mario Filozof consideraron probadas las imputaciones gracias a fotografías y declaraciones testimoniales aportadas a la causa.  Segovia está acusado de haber rociado con pintura en aerosol el vidrio de una cabina de conducción, una cámara de seguridad y el rostro de Jorge Daniel Cáceres, motorman del Subte.  También se lo acusa de haber amenazado a Verónica Sánchez Sarina al advertirle “si me seguís molestando, te voy  a pegar tres puñaladas”, mientras impedía la circulación de una formación.

Sin embargo, los camaristas revocaron por falta de pruebas el procesamiento que pesaba sobre los dirigentes Carlos Héctor TAborda, Jorge Gabriel Pisani, Horacio Alberto Galiño, Ariel Fernando Rochetti  y Claudio Dellacarbonara, que habían sido acusados junto a Segovia por hechos ocurridos en distintas protestas ocurridas durante 2007.  El miércoles pasado, los trabajadores agrupados en AGTSyP marcharon a la sede de la Sala IV de la Cámara para reclamar el sobreseimiento de todos los delegados.  Caso contrario, adviertieron que podrían decidirse en asamblea medidas de fuerza para esta semana.

Comentarios