Confirman compra de coches CAF

Están en curso las gestiones para adquirir las restantes formaciones a Metro de Madrid. Otra dupla ya se encuentra lista para el envío.

Desde la ampliación de su traza hasta Los Incas de 2003 la línea B tiene un déficit de material rodante para cubrir su frecuencia. La gravedad de la situación es aún mayor si se tiene en cuenta que la línea roja llegará en breve hasta la estación Villa Urquiza, en proceso de convertirse en General Rosas, sumando así casi 2 kilómetros de túnel. El trasbordo con el Ferrocarril Mitre en el barrio de Villa Urquiza sumará un importante caudal de pasajeros a la línea, la que más pasajeros transporta y usualmente colapsada en horas pico.

El problema se origina en parte en que los coches Mitsubishi de la línea Marunouchi que cubren el servicio fueron comprados en un número que no previó futuras expansiones. Las actuales 21 formaciones de trenes japoneses no dan abasto y se necesitan, según la Secretaría de Transporte de la Nación, seis formaciones completas más para poder mantener la escasa frecuencia de unos 3:30 minutos entre las 8:30 y las 10:00 y las 17:30 y las 19:00.

Para ello el Gobierno nacional tiene previsto hace varios años la compra de 36 coches. En un principio se habló de adquirir formaciones Citic, algo adelantado por enelSubte.com en septiembre del año pasado. Esta posibilidad quedó desterrada cuando se comenzó a recorrer el mercado mundial en búsqueda de material rodante usado a bajo costo, repitiendo la experiencia de todas las últimas compras en material ferroviario a excepción de los Alstom. Allí apareció la oferta de la empresa española CAF, tal como informó enelSubte.com a principios de este año, ofreciendo sus trenes Serie 5000 en proceso de retiro del servicio del Metro de Madrid.

Dos de estos coches, más antiguos que los cordobeses Fiat Materfer que circulan hoy en la línea D y desde la semana pasada también en la línea A, fueron enviados a la Argentina para una serie de pruebas. Los costos de la adaptación a las características técnicas de la línea B del Subte, como así también de la pintura y el traslado, estuvieron a cargo de Metro de Madrid y sujetos al resultado de las pruebas. De ser exitosas, la compra se hará por la totalidad de los coches requeridos por el gobierno argentino.

La dupla llegó al puerto porteño en marzo de este año y recién bajaron al Taller Rancagua de la línea B pocos días atrás. La formación de prueba vino acompañada por técnicos españoles de CAF, quienes presenciaron las pruebas estáticas de adaptabilidad desde un principio. Los trenes deberán ser reacondicionados en varios puntos, entre los que se destacan el cambio de parte del sistema eléctrico, el modo de alimentación de pantógrafo a patín para tercer riel, el retrochaje de los boguies, el equipamiento del sistema de señalización ATP a norma local, pintura y confort, entre otros.

A pesar de todas estas modificaciónes, para el gobierno nacional el pago de los trenes y sus reformas resulta más barato que construir coches nuevos con mano de obra nacional, incluso teniendo en cuenta que este material rodante considerado obsoleto en España trae consigo más de 3 décadas de intenso uso por los madrileños. Al respecto Metro de Madrid explica que “aunque presenta [el material rodante] unas condiciones adecuadas para seguir funcionando, está siendo sustituido gradualmente por otro con tecnología más avanzada”.

Esta semana Metrovías ha informado sobre el exitoso resultado de las pruebas de la dupla CAF, lo que le da luz verde a la Secretaría de Transporte para la adquisición de las restantes duplas, para conformar un total de 6 formaciones de 6 coches cada una. Las empresas CAF y Metro de Madrid se adelantaron a la confirmación y a fines de abril comenzaron a preparar otros dos coches –los M5031 y M5032– para el envío a la Argentina, los cuales ya se encuentran listos para el traslado.

 

 

 

Comentarios