Comenzaron las pruebas en la extensión del metro de Bahía

Tras décadas de demora, comenzaron los ensayos en el segundo tramo de la línea 2 del Metro de Salvador de Bahía. La red proyectada tendrá 33,4 kilómetros y se convertirá en la columna vertebral del transporte metropolitano ante la insuficiencia del modo automotor.

El primer viaje de prueba de la extensión del metro de Salvador de Bahía se realizó con éxito entre las estaciones Pituaçu y Mussurunga. Con un año de retraso respecto de las fechas originalmente previstas para la puesta en servicio de este tramo de la línea 2, la formación se desplazó sin inconvenientes entre ambas estaciones transportando a personal de la empresa operadora CCR Metro Bahía como pasajeros.

La construcción de la red de metro de dicha ciudad brasileña no ha estado exenta de demoras y polémicas. Originalmente proyectado en 1985, las obras de la línea 1 se licitaron en 1997 y se iniciaron en abril de 2000 a cargo de un consorcio formado por las empresas Andrade Gutiérrez, Camargo Correa y Siemens. La inauguración, prevista para 2003, fue postergada a diciembre de 2008 aunque dicha fecha tampoco pudo ser cumplida gracias a una planificación defectuosa y a acusaciones de sobreprecios. En ese sentido, el Tribunal de Cuentas de la Unión abrió una investigación en la que estima que existió un sobrecosto de 160 millones de reales (casi 904 millones de pesos argentinos) a comienzos de la obra, que ascendió a 400 millones de reales (2260 millones de pesos) a trece años de iniciados los trabajos.

En 2013, la empresa municipal Compañía de Transportes de Salvador, a cargo del Metro, fue transferida al gobierno del estado. Al mismo tiempo, se llamó a una nueva licitación para culminar el proyecto; la Compañía de Participación en Concesiones, del grupo CCR, resultó ganadora y se quedó con la construcción y operación del servicio dentro de un modelo de participación público-privada que estableció un plazo de concesión de 30 años y un costo de alrededor de 3900 millones de reales (22047 millones de pesos) para terminar las obras.

El 11 de junio de 2014, justo a tiempo para el Mundial de fútbol,  se inauguró el primer tramo de la línea 1 entre las estaciones Lapa y Pirajá. Más adelante, será prolongada desde esta última hasta Aguas Claras sumando, así, una extensión total de 17,6 kilómetros. En cuanto a la línea 2, el tramo Acceso Norte – Aeropuerto -que comprende el sector actualmente en pruebas- se encuentra en construcción, tendrá una una longitud de 21,2 kilómetros y será inaugurado dentro de los próximos tres años. Se espera que, para el final de la obra, los trenes recorran las 19 estaciones proyectadas a lo largo de 33.4 kilómetros de via doble de trocha estándar (1435 mm) electrificadas con catenaria flexible alimentada por 3000 volts de corriente contínua.

La red contará con múltiples combinaciones con lineas alimentadoras de BRT y de colectivos convencionales. De esta manera, el metro se convertirá en la columna vertebral del transporte de la capital del estado de Bahia y permitirá mejorar sustancialmente los tiempos y condiciones de viaje respecto al modo automotor, insuficiente para las necesidades de una ciudad como Salvador.

Comentarios