La gran afluencia de público obligó a liberar los molinetes. Gran congestión en andenes y trenes.

La masiva concurrencia de público al Paseo del Bicentenario, montado sobre la avenida 9 de Julio, hizo colapsar a las estaciones del subterráneo de la zona.  Por este motivo, Metrovías se vio obligada a liberar los molinetes y a dejar de cobrar el viaje para permitir un movimiento más fluído de las personas que abarrotaron las boleterías.  Vale recordar que se había dispuesto que los medios de transporte circularán en forma gratuita durante el día de mañana, pero la congestión obligó a adelantar la medida en el Subte.

Estos problemas se ven agravados al circular los trenes con frecuencias de domingo pero con una cantidad de pasajeros comparable a la de las horas pico de los días hábiles.  Por lo tanto, también se podía ver mucho público esperando para poder subirse a un tren en estaciones alejadas del centro.  Por ejemplo, en las estación Primera Junta de la línea A  la fila para comprar viajes se extendía hasta la mitad de la escalera que da a la plazoleta. Además, durante la tarde circularon trenes que partían de Carabobo y no realizaban paradas hasta Plaza Miserere para aliviar la concentración de personas.  Mientras tanto, paradas céntricas como Lima tenían sus salidas y andenes completamente saturados.

Comentarios