Se encuentra en preparación una formación CAF serie 5000 del Metro de Madrid, que será enviada al Subte porteño para pruebas en la línea B.

Hace varios meses que venía creciendo el rumor acerca de la posibilidad de quitar del servicio a los coches de la primer serie 5000 del Metro de Madrid. Entre aficionados ferroviarios de España se rumoreaba sobre la posibilidad de venderlos a la Argentina pero no existió nada concreto hasta hace pocas semanas, cuando la Asociación Civil Amigos del Metro de Madrid confirmó que dichos coches están siendo preparados para ser enviados al Subte porteño, producto de un convenio firmado entre la Secretaría de Transporte de la Nación y el gobierno español. En caso de confirmar la compra, serán 36 los coches a ingresar a la red.

Por el momento la preparación contempla a una sola formación a fin de destinarla para una serie de pruebas en el subterráneo porteño. Los coches, construidos por CAF a mediados de la década del 70, son de gálibo ancho –compatible con la línea B–, funcionan originalmente con 600V de tensión con alimentación por pantógrafo y cuentan con sistema de señalización ATP ya instalado. Fueron remodelados para tener un patín colector de tercer riel, al igual que la única línea de la red de Buenos Aires con esta tecnología.

Estas reformas dejan lista a la formación para poder circular por la línea B, lo que traerá como contrapartida romper con la estandarización del material rodante lograda desde la incorporación de los ya clásicos coches Mitsubishi. Hasta el esquema de colores será distinto. Contrastando con el rojo con la banda blanca y decorado característicos de los coches originarios de la línea Marunouchi del subte de Tokio, la formación de prueba de coches CAF fue pintada de amarillo Metrovías con una franja gris.

Los coches habrían sido propuestos por CAF ante un pedido del gobierno nacional de material de segunda mano para la línea B, tal como adelantó enelSubte.com tiempo atrás al anunciar que la Secretaría de Transporte estaba en gestiones para la compra de material rodante para reforzar la frecuencia de la línea, próxima a extenderse nuevamente con otras dos estaciones. La empresa CAF, al no poseer trenes usados de su propiedad, acudió al Metro de Madrid en busca de los que los daría de baja mientras incorpora material de última generación a su moderna red de subterráneos.

De esta manera se separó una unidad para adaptarla a las condiciones de circulación de la línea roja porteña y se pondría a prueba antes de confirmar la compra de mas unidades para reforzar los servicios actuales y tener disponibilidad de material rodante para la ampliación de la B, prevista a inaugurarse en el 2009 con las estaciones Echeverría y Villa Urquiza –con su cola de maniobras y cochera–.


Serie 5000 preparándose para el subte (fotos aniquildivx)

 

 


Interiores del coche en el Metro de Madrid (fotos anden1.org)

 

 


Serie 5000 en la linea 6 (fotos anden1.org)

Comentarios