Metro de Santiago y la Empresa de Ferrocarriles del Estado (EFE) mostraron su interés en construir y operar el nuevo tranvía que se proyecta en la zona oriente de la capital chilena. El tranvía reduciría a la mitad los tiempos de viaje entre cabeceras.

La Empresa de Ferrocarriles del Estado (EFE) y el Metro de Santiago han hecho público su interés en participar de la construcción y operación de la primera línea moderna de tranvías con la que contará la capital chilena.

La línea unirá los municipios de Las Condes, Vitacura y Lo Barnechea, en la zona oriental de Santiago. Contará con una extensión de casi nueve kilómetros y 11 estaciones distribuidas a lo largo de las avenidas Apoquindo, Las Condes y La Dehesa. El recorrido atenderá una zona no cubierta por el Metro de Santiago y finalizará, justamente, en la estación Manquehue de la línea 1 del subterráneo.

Gracias a que estará segregado del tránsito vehicular, el tranvía permitiría unir las cabeceras en 22 minutos. Actualmente, los buses demoran 45 en hacer el mismo recorrido.

Si bien se trata de una iniciativa motorizada por los municipios de la zona (especialmente por Las Condes, que aporta un 40% del presupuesto), cuenta con el visto bueno del gobierno nacional. El interés de Metro y EFE entusiasma a los impulsores del proyecto: “Ambas firmas cuentan con una relación directa con los organismos del gobierno central, independientemente de la administración de turno”, aseguró el ingeniero Cristian Palacios, director del proyecto.

Se estima que la construcción del tranvía demandará una inversión de 224 millones de dólares, de los cuales 92 serán aportados por el municipio de Las Condes. Sin embargo, advierten que el costo final podría encarecerse con la construcción de dos cruces a desnivel.

De prosperar la licitación y cumplirse los plazos establecidos, el tranvía estaría terminado para marzo de 2021.

Comentarios