Chile construirá dos líneas nuevas en Santiago a mitad de precio que Buenos Aires

El Metro de Santiago construirá dos líneas nuevas completamente equipadas y automatizadas. Los nuevos trayectos sumarán 37,3 kilómetros y 32 estaciones a una red que ya supera los 100 kilómetros de extensión. La inversión está estimada en 2758 millones de dólares. Comparación con las obras más recientes en Buenos Aires.

Metro Santiago anunció que construirá dos líneas nuevas de subterráneo en la ciudad de Santiago de Chile, informaron medios locales. Las líneas 3 (Independencia – Cerrillos; 22 km) y 6 (La Reina – Providencia; 15,3 km) sumarán 37,3 kilómetros y 32 estaciones a la red de subtes de la capital del país trasandino, que posee ya cinco líneas, 108 estaciones y una extensión de 103 kilómetros.

Las nuevas líneas, que serán completamente subterráneas en terreno sísmico, comenzarán a funcionar por etapas entre 2016 y 2018.  Respecto al incio de las obras, el presidente Sebastián Piñera anunció que será en 2012.  Según cálculos de Metro Santiago, la inversión prevista supone un costo de 73,9 millones de dólares por kilómetro de línea construído y equipado con trenes automáticos y con aire acondicionado.

Los kilómetros porteños

Un tema álgido de la campaña proselitista para la primera vuelta de las elecciones a jefe de Gobierno porteño fue el costo de ls obras de extensión de las red de subtes.  Esta discusión provocó incluso duros cruces entre el jefe de Gobierno, Mauricio Macri, y Fernando “Pino” Solanas, uno de los candidatos a sucederlo.  Sin embargo, cifras preliminares pueden calcularse a partir de datos informados por la propia SBASE y el Gobierno porteño relativos al costo de las nuevas obras.

En el caso de la construcción de la línea G (Retiro – Villa del Parque; 12,5 km), el gobierno de Macri firmó en marzo un acuerdo financiero con el Eximbank de China por un total de 1400 millones de dólares a pagar en un plazo de quince años, con cinco de gracia, y que devengará un interés anual de 7%.  La obra, que sería realizada íntegramente por empresas chinas en asociación con empresarios locales mediante la metodología “llave en mano”, es fuertemente cuestionada por sectores de la oposición y sindicales de SBASE.  Para ellos, la empresa estatal podría realizar las obras de la forma en la que se realiza hasta ahora con fondos presupuestarios por un total de 800 millones de dólares.  Es decir que, mientras los chinos proponen un costo por kilómetro de U$S 112 millones, SBASE podría hacer la línea por U$S 64 millones/km.

El caso de la línea F (Constitución – Plaza Italia; 10,8 kilómetros) es similar.  Desde el Gobierno porteño dicen que hay gestiones en progreso con bancos europeos para financiar la obra, aunque no tan avanzadas como las ya firmadas con los chinos para la línea G.  Juan Pablo Piccardo, presidente de SBASE, dijo en una reciente entrevista al diario Perfil que el costo de la línea F podría rondar los 1500 millones de dólares también “llave en mano”.  Es decir, U$S 138,8 millones/km.

La prolongación de la línea H (Corrientes a Plaza Francia: 2,2 km;  Hospitales a Nueva Pompeya: 1,79 km; Total: 3,99 km) presenta costos aún más elevados.  La licitación lanzada el año pasado contempla la realización de las obras civiles y el equipamiento de túneles, estaciones y subestaciones por un total de 1770 millones de pesos, y la compra de 17 formaciones con conducción automática y aire acondicionado por 800 millones de pesos.  Si se cuenta solamente el costo de la obra y equipamiento, el costo del kilómetro arroja un valor de $ 443,61/km ó 107,93 millones de dólares por kilómetro (dólar a $4,11).  El costo asciende si se suma el material rodante, lo que daría un valor comparable con el calculado para las otras líneas a construir “llave en mano”: 644,11 millones de pesos/km ó 156,72 millones de dólares/km.

 

Comentarios