Con Carabobo, ya finalizaron los trabajos de colocación de señales, aunque con algunos errores en la instalación.

Apenas 4 días después de que Puán asome sus nuevos carteles en todos sus accesos, ahora fue el turno de Carabobo, que amaneció anteayer con la instalación finalizada, aunque de manera muy particular.

Ocurre que en el acceso pedestre fue colocado el cartel de “Salida Únicamente”, mientras que en la salida por escalera mecánica fue colocado el cartel de “A Plaza de Mayo”. Es decir, invertidos.

 

Sin embargo, el hecho de que la futura estación terminal ya tenga sus nuevas señales, indica que las obras están casi listas, esperando ser inauguradas en los próximos meses.

En lo que respecta al avance de las obras de extensión de la línea, ya se han ejecutado por completo las ventilaciones naturales de los túneles entre Primera Junta y la calle Culpina, y parcialmente entre dicha calle y Quirno. Ya fue habilitado el paso peatonal en la vereda de la Basílica de San José de Flores, mientras que enfrente las veredas de la Plaza Pueyrredón permanecen cerradas ya que se están ejecutando las fosas para el futuro ascensor de dicha estación, como así también del acceso principal hacia Flores, el cual promete, según informa SBASE, ser de espacios amplios y modernos, con un diseño semi circular.

La Línea A, pionera en la red, inaugurada en 1913, es la que mayores inversiones recibe en los últimos tiempos tanto por parte de la Nación como de la Ciudad. Se están llevando a cabo desde la extensión de 4 estaciones hasta la refacción de toda la infraestructura del trazado existente.

Mientras en Nazca, la futura cabecera definitiva de la línea, las obras aún están en su fase “gruesa”, donde actualmente se está trabajando, por ejemplo, en la construcción de la Sala de Máquinas del sector Este, en el otro extremo de la línea, a más de 9 kilómetros de distancia, la estación Plaza de Mayo, desde donde partió el primer Subte a las 15:25 horas del 1º de diciembre de 1913, aguarda ser refaccionada por completo.

Comentarios