Cancelan servicios ferroviarios locales en Entre Ríos

Trabajadores ferroviarios informan que se suspendieron los servicios entre Paraná y Oro Verde. También dejó de circular, una vez más, el tren a Concepción del Uruguay por problemas en las vías. Por ahora, sólo corren formaciones entre la capital provincial y Colonia Avellaneda.

El servicio Paraná-Oro Verde dejó de circular por “falta de pasajeros”, informan empleados de Ferrocarriles Argentinos en las boleterías de la estación de la capital entrerriana. En las carteleras del hall puede leerse que la circulación de trenes está “suspendida hasta nuevo aviso”, aunque todavía no queda claro si esto será revisado en el futuro cercano.

En tanto, también se encuentra “suspendido hasta nuevo aviso” el tráfico de trenes en el ramal Paraná-Basavilbaso-Concepción del Uruguay por obras de reparación de vías entre las estaciones Villa Mantero y Herrera, aunque en este caso se espera su pronto restablecimiento de acuerdo a lo relevado por medios locales.  Por el momento sólo funciona el tren que une la capital provincial con Colonia Avellaneda con seis servicios diarios, excepto fines de semana y feriados.

El pizarrón de la estación Paraná anuncia la suspensión de servicios.

El pizarrón de la estación Paraná anuncia la suspensión de servicios.

Según declaraciones de los trabajadores, el servicio a Oro Verde funcionaba esporádicamente y con pocos pasajeros, lo que llevó a su interrupción. La oferta consistía de dos frecuencias diarias por sentido de circulación (uno por la mañana y otro por la tarde), de los que sólo uno hacía el recorrido completo entre Paraná y Apeadero Villa Fontana mientras que el otro tenía como cabecera a Oro Verde.  Sin embargo, en las redes sociales el público se manifestó en contra de la decisión y la mayoría de los comentarios relevados señala que los horarios de circulación de los trenes no se ajustaban a las necesidades de la población.

Estos servicios locales comenzaron a prestarse a mediados de 2010 por iniciativa del entonces gobernador Sergio Urribarri, quien mediante un decreto creó la Unidad Ejecutora Ferroviaria de Entre Ríos (UEFER). Dicha empresa estatal, que no pudo evitar los inconvenientes presentados por una infraestructura defectuosa tras décadas de abandono, adquirió coches motores a Materfer y a Tecnotren para la prestación de sus servicios. La escasa flota tampoco ayudó a consolidar las prestaciones, que debían ser interrumpidas periódicamente cuando las pocas unidades disponibles sufrían averías o debían ser sometidas a mantenimiento programado.

En septiembre de 2013 la UEFER fue absorbida por la entonces Sociedad Operadora Ferroviaria Sociedad del Estado (SOFSE), lo que significó la transferencia de las líneas a la Nación tal como ya había hecho la provincia del Chaco con los recorridos servidos por la ex Servicios Ferroviarios del Chaco (SEFECHA).

 

 

Comentarios