Campaña publicitaria: el gobierno se adjudica obras de la gestión anterior

El gobierno lanzó una campaña publicitaria en la que destaca la obra pública iniciada por la nueva gestión. Sin embargo, en transporte, se adjudica obras que fueron planificadas, desarrolladas, financiadas e iniciadas por la gestión de Randazzo.

En las últimas semanas de octubre el gobierno nacional lanzó una campaña publicitaria promocionando la realización de obra pública bajo el lema “Empezamos”.

El desarrollo de las piezas, tanto audiovisuales como gráficas, costó unos 60 mil pesos y estuvo a cargo de la agencia La Comunidad, de Joaquín Mollá, señalado como el publicista estrella de Cambiemos. El concepto, desarrollado por Ramiro Raposo, se centra en plantear un “punto de inflexión” con respecto a la gestión anterior de cara al inminente primer aniversario de la asunción de Macri y de las elecciones legislativas del próximo año. electrificacion-spot

Curiosamente, las piezas que deberían transmitir ese “punto de inflexión” refritan algunas obras proyectadas, iniciadas y aún desarrolladas por el anterior gobierno.

En la gráfica, por ejemplo, se utiliza una fotografía de la obra del viaducto de Ringuelet del Ferrocarril Roca, sobre la que se imprime el mensaje “Empezamos el plan de infraestructura más ambicioso de la historia para que todos vivamos mejor”. Difícilmente pueda atribuirse esta obra al ambicioso plan que el gobierno dice ejecutar, ya que es una obra que fue planificada y ejecutada por la gestión de Florencio Randazzo, en el marco del proyecto de modernización y electrificación del ramal a La Plata. De hecho, al momento de asumir Macri la presidencia, ya contaba con un nivel de avance bastante significativo. La financiación de las obras fue posible gracias a la firma de un crédito de 500 millones de dólares que Randazzo acordó con el BID en 2013.

Otra pieza gráfica alude a los ferrocarriles: “Empezamos la electrificación de trenes y la construcción de nuevas estaciones, para que todos vivamos mejor”. Lo cierto es que al día de la fecha el gobierno de Macri no ha comenzado la electrificación de ninguna línea, sino apenas ha dado continuidad a la electrificación del Roca, una obra que, como se dijo más arriba, había iniciado la gestión de Randazzo. Para peor, esa obra acumula retrasos en su concreción debido a una considerable subejecución presupuestaria.

Randazzo visita la obra del viaducto Ringuelet, en 2015: el gobierno de Macri se lo adjudica como propio.

Randazzo visita la obra del viaducto Ringuelet, en 2015: el gobierno de Macri se lo adjudica como propio.

La construcción de nuevas estaciones también entra dentro de la categoría de obras heredadas: todas las que fueron inauguradas durante este año (buena parte de ellas sin siquiera estar terminadas) habían comenzado durante el gobierno anterior. Recientemente se iniciaron otras obras que continúan ese impulso, aunque la mayoria de ellas en la línea Mitre. Otras, como Liniers, corresponden a licitaciones hechas por la gestión saliente.

El mensaje aparece sobreimpreso sobre la fotografía de uno de los nuevos trenes CSR (también adquiridos durante el gobierno anterior). No es la primera vez que la actual administración los utiliza con fines publicitarios: en el Mini Davos lo hizo para presentar a los ferrocarriles como uno de los ámbitos en los que podía volcarse la inversión privada. Curiosamente, el CSR de la foto siquiera es del Roca: sale de la estación Retiro de la línea Mitre. Difícilmente su electrificación pueda imputarse al macrismo, ya que data de hace 100 años, cuando los ferrocarriles aún eran británicos.

Afiche del Metrobús La Matanza que data de la gestión de Randazzo.

Afiche del Metrobús La Matanza que data de la gestión de Randazzo.

En el spot audiovisual tiene mención destacada que “Empezó la renovación de vías del Belgrano Cargas”. Pese al esfuerzo del gobierno por mostrarlas como propias y enmarcarlas en el mentado Plan Belgrano, una de las principales promesas de campaña de Macri, lo cierto es que la renovación de los ramales ferroviarios de cargas es posible gracias al crédito internacional firmado con la corporación china CMEC, que fue acordado en 2013. De hecho, Randazzo había dejado avanzadas las negociaciones para duplicar ese crédito hasta casi 5000 millones de dólares. Sin embargo y pese a que en la última visita oficial a China se recorrieron las plantas donde se fabrican las nuevas locomotoras que ese crédito hizo posibles, nada se avanzó en ese sentido.

Capítulo aparte merece la construcción de carriles exclusivos para colectivos. En el spot se asegura que “Empezó la obra del Metrobús en las distintas ciudades del país”. Si bien la ampliación del Metrobús al Interior puede considerarse ciertamente una obra de la nueva gestión, en la pieza audiovisual la locución va a acompañada de imágenes del Metrobús La Matanza, otra obra heredada de la gestión de Randazzo. Su ejecución es posible gracias a otro crédito de 120 millones de dólares (en este caso del Banco Mundial), que fuera acordado por el ex ministro en 2015.

Comentarios