La Legislatura aprobó finalmente el proyecto del PRO, pero con una batería de modificaciones forzadas por la oposición. Aún resta transcribir al texto las modificaciones durante la sesión de la madrugada. Aquí los principales puntos.

A medianoche comenzó otra sesión clave para los porteños, en la cual a las 4.30 de hoy se aprobó finalmente el proyecto mediante el cual Mauricio Macri asume la resposabilidad de controlar los subterráneos, un servicio que siempre fue de la Ciudad de Buenos Aires. Se privatizó en los ’90 y como entonces el distrito no era autónomo el contrato con la actual concesionaria Metrovías lo firmó el gobierno nacional.

En enero, la administración kirchnerista propuso la transferencia del contrato, un reclamo que hicieron todos los jefes de gobierno, incluido Macri. Pero, el mandatario firmó el acta y luego desistió, en enero pasado. Fue un año de protestas con un paro histórico que dejó sin el transporte durante diez días al cerca del millón de ususarios diario y provocó el colapso del tránsito ante un débil e ineficiente sistema de servicios públicos para el traslado. El proyecto completo que se presenta es el último pero faltan las correcciones que se realizaron en el recinto.

Macri, sin salida, ante la decisión del gobierno nacional de cumplir con aquel acta y dejar de pagar desde enero próximo el subsidio mensual de $30 millones para mantener el precio de la tarifa, decidió hacerse cargo. En la pelea venía perdiendo ante la mirada de sus votantes.
Pidió una ley, dura con el sindicalismo y controvertida al querer aplicar una tasa adicional a la nafta para financiar el servicio.

Pero, hubo un Plan B para negociar. Por cierto el sindicato y la oposición logró torcer más esa propuesta, pero Macri consiguió permiso para endeudar nuevamente a la Ciudad de Buenos Aires, y también aumento del impuesto de sellos para obtener fondos en lugar de aplicarle la tasa a las naftas. El servicio no será “esencial” ni trascendental, simplemente “público”.No pudo el  PRO incorporar una cláusula que obligue a los empleados a una prestación mínima en días de paro. En cambio le aceptaron poner un artículo que deje la obligación de asegurar ese funcionamiento en la empresa, pero sin definir cantidad. Quería asegurarse 60% pero no lo logró. La ley consiguió 46 votos, mucho más de lo que esperaba el PRO, claro que con los retoques que hizo la oposición. El kirchnerismo acompañó, mientras que Proyecto Sur rechazó la norma en general pero votó en particular.

Los puntos principales:

Financiamiento

  • Suba del adicional de Patentes para automóviles de más de $150 mil
  • Suba de 10% en los peajes.
  • La tasa general de Sellos de 0.8% pasa a 1%
  • Sellos para operaciones inmobiliarias pasa del 2,5% al 3,6%
  • Sellos para operaciones financieras pasa del 1% al 1,2%

Con estos retoques sumará más de $1000 millones anuales

Suba de Patentes
Se estipuló la alícuota por patentes para automóviles, camionetas rurales, camionetas 4×4, microcoupes, motocicletas, motonetas, ambulancias, autos fúnebres, casa rodantes y trailers, la alícuota se fija en 3,20%; Cuando la valuación fiscal de los vehículos supere los $150.000 y hasta $200.000 la alícuota se fija en 4,00%. Cuando la valuación fiscal sea mayor a los $200.000 y hasta $300.000 la alícuota se fija en 4,50%. Cuando la valuación fiscal sea superior a los $ 300.000 la alícuota se fija en 5,00%
– Endeudamiento hasta U$S 300 millones para obras.

Superpoderes
El jefe de gobierno pedía declarar el servicio en emergencia durante 5 años, lo que significa contar con superpoderes para realizar compras y contrataciones directas sin licitaciones y aumentar la tarifa sin audiencia pública mediante. Se le rebajó a 2 años con posibilidad de uno más.

Auditoría
La realización de una auditoría fue un reclamo de toda la oposición. La norma establece que en un plazo máximo de 120 días corridos a partir de la entrada en vigencia de la presente Ley, prorrogables por sesenta 60 días corridos, la Auditoría General de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires realizará una auditoria integral sobre el estado de cumplimiento del contrato de concesión de los últimos tres ejercicios.

Operación transitoria a cargo de Metrovías
La empresa estatal Subterráneos de Buenos Aires (SBASE)  convocará  a Metrovías S.A. y/o su controlante con el fin de celebrar un acuerdo dentro del plazo de sesenta (60) días contados a partir de la notificación de la convocatoria, prorrogable por un período de treinta (30) días a discreción de SBASE, para contratar en forma directa la operación transitoria del SERVICIO SUBTE, por un plazo inicial máximo de dos (2) años. SBASE podrá prorrogar dicho plazo, sin que la duración total del acuerdo pueda exceder la vigencia del período de emergencia declarado en la ley .

Condiciones en caso de huelga del personal
El SERVICIO SUBTE debe ser prestado en condiciones que aseguren su continuidad, regularidad, uniformidad, calidad, generalidad y obligatoriedad, de manera tal que se asegure su eficiente prestación a los usuarios en los términos de la presente Ley, su reglamentación, lo dispuesto en el contrato de concesión y las normas regulatorias dictadas en su consecuencia. Los niveles de calidad y eficiencia del servicio serán establecidos en el contrato de concesión y en las normas que dicte la Autoridad de Aplicación.

En caso de conflictos colectivos de trabajo que deriven en huelga del personal o de cualquier otro tipo de reclamo colectivo que afecte la prestación del servicio, el prestador deberá brindar servicios mínimos, cuya modalidad y condiciones será acordado entre las partes. Las organizaciones gremiales o sindicales, deberán comunicar las medidas de protesta a adoptar, con dos días de antelación al evento.

Tarifas
Se estableción un FONDO SUBTE para subsidiar la tarifa y que las tarifas deberán ser revisadas anualmente y podrán ser incrementadas previa audiencia pública a la que deberán concurrir los prestadores del SERVICIO SUBTE, pudiendo concurrir las asociaciones de usuarios y consumidores debidamente registradas y las asociaciones gremiales.

Por Patricia García

Comentarios