Los Brugeoise guardados en Polvorín son los únicos coches de la red que pueden circular por el circuito de Caballito. Pese a estar protegidos por ley, remolcarán a los coches que vayan a Polvorín por mantenimiento y arrastrarán a los Siemens O&K a incorporar hacia fines de mes. En enero pasado fueron usados para transportar bolsas de arena hacia el túnel.

Los 14 coches La Brugeoise protegidos por la ley 2796 -sancionada en 2008- podrían ser utilizados para transportar carga en los próximos días. La práctica, que no es nueva, se inició en enero pasado cuando los trenes belgas fueron desafectados del servicio pero continuaron siendo utilizados para transportar bolsas de arena a ser utilizadas en las pruebas dinámicas de los trenes CNR.

Esta semana la concesionaria informó de forma oficial el retiro de cuatro trenes: dos de la línea D y dos Nagoyas de la línea C para practicarles tareas de mantenimiento en el Taller Polvorín. El taller, ubicado en Emilio Mitre y José Bonifacio, en Caballito, es accesible para los trenes solamente desde la rampa de Primera Junta y el circuito de Caballito, que funciona a 550 V. 

Los únicos coches del Subte capaces de moverse por sus propios medios por el mencionado circuito son los centenarios Brugeoise, que deberán ahora remolcar el material rodante retirado de la red para llevarlo hasta Polvorín y viceversa. Asimismo, los Siemens O&K reformados por Emepa y Alstom que SBASE planea incorporar a la línea A hacia fines de este mes, también deberán ser remolcados por las “Brujas” para ser depositados en los túneles.

La posibilidad de que los coches que gozan de un estatus de protección patrimonial desempeñen tareas de remolque y maniobras preocupó a los amparistas que bregan por la protección integral de la flota. De acuerdo con una comunicación emitida esta semana, manifestaron su rechazo a la medida, pidiendo “el cese de la utilización de los coches La Brugeoise para tareas de carga y arrastre de material rodante, considerando esto violatorio de la medida cautelar vigente”, dictada por la jueza Elena Liberatori. También expresaron que no rechazan la realización de los trabajos pendientes y sugirieron, para su realización, la utilización de cuatro coches La Brugeoise reformados por Emepa que se encuentran junto al resto de la flota no protegida en el taller Mariano Acosta del Premetro. Estos coches, pese a que mecánicamente son Brugeoise, tienen una carrocería que dista de poseer valor patrimonial alguno.

Comentarios