El legislador, autor del amparo que mantenía frenado el aumento, cuestionó que se aumente el servicio a la par de que se incrementen los subsidios a la concesionaria, presupuestados en 960 millones para 2014. Además consideró que la auditoría a Metrovías, presentada el jueves, "es un cachivache".

El legislador porteño Alejandro Bodart (MST), autor del recurso de amparo cuya presentación dio origen a la cautelar que mantuvo frenado el aumento del Subte a $3,50 desde marzo pasado, se refirió al levantamiento de la medida judicial por parte del juez Pablo Mantaras, que permite al Gobierno de la Ciudad aumentar la tarifa y anunció que apelará en caso de que la Ciudad no cumpla con la presentación de la tarifa social.

El diputado señaló que “sería escandaloso que le permita a la empresa subir el boleto y encima le aumente los subsidios“, en referencia a que el proyecto de presupuesto 2014 que el Gobierno envió a la Legislatura prevé erogaciones por 960 millones de pesos en concepto de subsidios destinados a mantener la tarifa. “La pretensión de Mauricio Macri de subir a la vez el boleto y los subsidios un 40 por ciento, muy por arriba de la inflación, es un regalo a Metrovías y al Grupo Roggio. Llevar el boleto a 3.50 pesos y los subsidios de 700 millones este año a 980 millones en 2014 es un doble zarpazo al bolsillo popular”, señaló.

Además se refirió en duros términos a la auditoría integral a Metrovías, presentada finalmente el jueves tras demoras en su elaboración. “Es un cachivache”, sentenció. Según señaló, el documento posee “limitaciones estructurales”: “No se ha podido efectuar el examen de legalidad de los procedimientos, porque la respuesta de la CNRT fue extemporánea… No se pudo analizar si el personal se halla categorizado correctamente… No fue posible verificar el pago de Ingresos Brutos debido a que la empresa no adjuntó la información”.

Asimismo cargó contra la concesionaria: “No se pudo analizar la información contable de los años 2010 y 2011 debido a que la empresa no proporcionó la misma, no se ha puesto a disposición la totalidad de los contratos de concesión de inmuebles, locales y publicidad, no se pudo realizar una auditoría técnica del servicio, Metrovías no aportó información de los montos de la totalidad de las obras”, apuntó.

Si el gobierno porteño no cumple con toda la tarifa social que ordena el fallo del juez, volveré a apelar a la justicia”, concluyó.

Comentarios