Tras el descarrilamiento ocurrido el jueves el diputado cuestionó la falta de seguridad en las nuevas estaciones. "Este hecho confirma nuestra denuncia", aseguró.

El legislador porteño Alejandro Bodart (MST-Nueva Izquierda) manifestó ayer que “las condiciones de seguridad” de las nuevas estaciones de la línea B “no estaban garantizadas”, ante el descarrilamiento de dos coches de una formación CAF serie 5000 en la cochera Rosas, mientras era conducida por personal jerárquico.

El incidente se produjo en el primer día de operación plena del nuevo tramo, tras el acuerdo provisorio (por 15 días) alcanzado en la tarde del martes entre la AGTSyP, SBASE y Metrovías.

El diputado aseguró que el hecho “confirma nuestra denuncia previa”. El pasado 23 de julio el legislador, basándose en los relevamientos realizados por el sindicato, había presentado un recurso de amparo para frenar la inauguración de las estaciones. El recurso fue rechazado por la jueza Lourido, quien permitió finalmente que pudiera realizarse la inauguración.

Comentarios