El diputado porteño presentó una apelación ante la Cámara solicitando que se retrotraiga el valor del pasaje a $3,50 hasta que se clarifique la estructura de costos. Los beneficios de los abonos conseguidos en el fallo de Liberatori no contemplan a los usuarios de SUBE o Monedero.

El legislador Alejandro Bodart presentó una apelación ante la Cámara tras la medida cautelar emitida el pasado martes por la jueza Elena Liberatori, que aunque amplió los beneficios de los abonos, convalidó el aumento del Subte.

Bodart solicitó que el valor del pasaje se retrotraiga a $3,50 hasta que se clarifique la estructura de costos del servicio. “La resolución de la jueza es un avance, aunque insuficiente. Logramos rebajas en los abonos, pero vamos por más: los beneficios deben abarcar a todos los usuarios y todos los medios de pago”, afirmó. En este sentido cabe recordar que la mayoría de los usuarios abona su pasaje con medios electrónicos, principalmente la tarjeta SUBE, que no es alcanzada por los beneficios dictaminados.

El diputado disparó contra el gobierno porteño al afirmar que “el gobierno macrista no pudo o no quiso explicar el porqué del aumento, que según el propio fallo de Liberatori sigue siendo injustificado” y además, cargó contra la operadora de la red: “Hay que vigilar que Metrovías no esconda los abonos con descuento”.

Comentarios