Ya llevan varios meses los desechos en el andén de la estación más transitada de la línea B. Un lector fotografió y denunció la irregularidad.

Un lector de enelSubte.com se puso en contacto con este medio para realizar una denuncia pública en relación con el basural que reside en Carlos Pellegrini de la línea B.

En el extremo oeste del andén de una de las estaciones más descuidadas, calurosas y malolientes de la red, donde los 15 años de gestión de Metrovías muestra su hilacha, un pseudo-obrador fue instalado meses atrás.

Según pudo constatar este medio, el obrador improvisado habría sido utilizado para realizar una serie de pequeñas obras en las oficinas de depósito que existen en el extremo de dicha estación.

Aparentemente las obras ya fueron finalizadas, pero los desechos aún persisten en esta colapsada estación en horas pico, detrás de los espejos en mal estado, donde anteriormente dormían personas sin techo durante el invierno pasado.

Asimismo, aún se puede percibir fuertemente el olor a orina proveniente de esos lugares que, junto a la suciedad generada por los obreros aún no retirada, Carlos Pellegrini se ha convertido en estos tiempos en un verdadero basural.

El lector Luciano se comunicó a participar@enelsubte.com enviando una serie de fotos del basural en cuestión.

 

Comentarios