El Gobierno porteño permitió que se corten calles en Villa Urquiza para las obras de construcción de la cochera de la línea B tras su futura terminal.

El Gobierno de la Ciudad autorizó a cortar algunas calles en el barrio de Villa Urquiza para permitir la ejecución de pilotes y losa de la cochera y subestación rectificadora de la línea B.  Esta obra, que se extiende hacia el norte de la estación Juan Manuel de Rosas (ex Villa Urquiza), futura terminal de la B, es imprescindible para una correcta operación de los trenes, su reparación y almacenamiento.

Se permitió el corte de la calle Quesada, entre avenida Triunvirato y Bucarelli, a partir del 4 de julio y por treinta días corridos.  Mientras tanto, en la zona sur se decidió prolongar hasta el 2 de septiembre el corte de la calle Pepirí desde el Nº 1 al 100, entre Caseros y Uspallata, para las obras de extensión de la línea H en Parque Patricios.

 

Comentarios