Pese a que la compra se adjudicó en abril de 2012 y Macri efectivizó la toma de deuda para adquirirlos en mayo del año pasado, los trenes aún no se han comenzado a fabricar. Según SBASE, están en "inicio del proyecto ejecutivo" y la primera formación se entregará recién a los 19 meses de iniciada la obra.

Largo tiempo falta para que el primero de los 20 trenes Alstom adquiridos por SBASE para la línea H pueda rodar por los rieles porteños. Pese a que la licitación se lanzó en 2010 y se adjudicó a Alstom hace ya dos años, una serie de contratiempos por la falta de financiamiento dilató la concreción del proyecto.

Según pudo constatar este medio, los trenes aún no se han comenzado a fabricar ni se conoce su diseño debido a que se encuentra en elaboración el “proyecto ejecutivo” de los mismos. El plazo de entrega “de la primera formación es de 19 meses [más de un año y medio] a partir del inicio de la obra”, hecho que aún no se ha concretado.

Según estaba previsto, los nuevos trenes Alstom debutarían en la línea H con la inauguración de las estaciones Córdoba, Santa Fe y Las Heras, estimada para el segundo trimestre de 2015, algo que de momento no será posible.

Cabe recordar que los 120 coches están destinados a la línea H y se fabricarán en las instalaciones que la multinacional francesa posee en San Pablo, Brasil. La oferta original contemplaba una propuesta de financiación mediante el BNDES (Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social brasileño), que resultó desechada luego de que el Banco Central le negara a la Ciudad los avales necesarios para acceder a esta alternativa de financiamiento.

En virtud de esto, la Legislatura autorizó en noviembre de 2012 a tomar deuda por 216 millones de dólares para la adquisición de los trenes. El endeudamiento se hizo efectivo en mayo de 2013, cuando el Jefe de Gobierno Mauricio Macri firmó el decreto tomando el crédito.

La compra de los trenes, si bien está firme, fue vuelta a anunciar en reiteradas oportunidades por parte de SBASE quien ante la falta de ilustraciones o renders para acompañar las comunicaciones, echó mano a fotografías de trenes del Metro de San Pablo.

La Ciudad tiene además un segundo contrato con Alstom por la ampliación de la flota Metropolis de la línea D (originalmente 24 coches adicionales, aunque recientemente se mencionaron 48), cuyas condiciones aún se desconocen. También permanece sin develar el diseño de esos coches y sus plazos de entrega estimados.

Comentarios