Aumenta el ABL para quienes vivan cerca de futuras estaciones

Valiéndose de un hueco en una ley de 1985, el GCBA resolvió incrementar la tasa municipal a partir del año próximo para quienes vivan cerca de una línea futura.

 A partir del año próximo, quienes residan a 400 metros a la redonda de las bocas de subte habilitadas sufrirán un aumento en la boleta del impuesto de Alumbrado, Barrido y Limpieza (ABL) por la incorporación de una tasa específica relacionada con las obras bajo tierra.

Voceros de la Agencia Gubernamental de Ingresos Públicos (AGIP) no pudieron precisar de cuánto será el monto a pagar ni cuántos serán los contribuyentes alcanzados. La ley nacional 23.514 estableció una “contribución de mejoras a cargo de los propietarios de los inmuebles comprendidos dentro de la zona de influencia de cada línea o tramo de línea que se habilite”. El área alcanzada será de cuatro manzanas a la redonda desde las bocas de acceso al subte. 

En rigor, la ley 23.514 creó el Fondo Permanente para la Ampliación de la Red de Subterráneos, destinado exclusivamente a las inversiones que originen los proyectos, construcciones, instalaciones, material rodante, gastos financieros y demás erogaciones necesarias para el tendido de nuevas líneas.
 
Ese fondo se alimenta a través de diversos flujos, entre ellos la contribución dispuesta para los vecinos de las estaciones recién inauguradas. El monto de la tasa, según la norma, “se calculará prorrateando entre todos los inmuebles el costo total del tramo o línea que se habilite”, que se estimará “actualizando cada una de las sumas invertidas desde la fecha en que se realizó la inversión” hasta la de la inauguración.

Comentarios