En una maniobra entre Lacroze y el taller Rancagua, un tren atropelló a un operario recientemente incorporado, por causas que aún se desconocen. El trabajador fue trasladado al Hospital Tornú y tras varios intentos de revivirlo, falleció esta tarde.

En circunstancias aún no esclarecidas, un tren de la línea B que se dirigía hacia Juan Manuel de Rosas embistió este mediodía a un trabajador en el tramo interestación Federico Lacroze – Dorrego, en cercanías del taller Rancagua. Según las primeras versiones, se trataría de un operario recientemente incorporado.

El trabajador fue trasladado al Hospital Tornú, donde perdió signos vitales y, pese a que se le practicaron tareas de reanimación, falleció en horas de la tarde.

El servicio estuvo interrumpido en su totalidad apenas ocurrido el incidente, pero en breve se inició un servicio limitado entre las estaciones Alem y Ángel Gallardo. Cerca de las 14 horas la circulación se normalizó.

Metrovías apuntó a la responsabilidad del fallecido, que se habría retirado de su puesto de trabajo en el taller “en vez de utilizar la salida a la calle, quiso tomar un atajo y cruzó las vías, posiblemente distraído“, lo que produjo que el tren lo arrollase.

En tanto, el delegado y candidato a senador por el Frente de Izquierda Claudio Dellecarbonara manifestó que la situación fue producto de “la falta de previsión, de un mecanismo de seguridad en el subte y que es responsabilidad de la empresa y de SBASE. Es lo que venimos denunciando hace tiempo”. Según precisó, “[el operario] estaba trabajando en el taller y aparentemente lo mandaron a buscar material a la línea. Cuando intentó cruzar las vías, como no hay mecanismo de seguridad que impidan el paso cuando está por pasar el tren y no hay aviso sonoro ni luminoso o una barrera, el tren, que estaba entrando, lo arrolló en la estación Federico Lacroze”, versión que contradice las declaraciones de Metrovías.

Comentarios