Anteúltima formación Alstom, en funcionamiento

Con la incorporación de la formación O, ya se encuentran 15 de los 16 trenes adquiridos en la línea D.

Casi un año se demoraron Metrovías y Alstom en finalizar la incorporación de las últimas 3 formaciones que restaban para completar las 16 adquiridas a la empresa francesa. En agosto de 2007 ingresó a la línea la décimo tercera formación denominada M y desde entonces debieron transcurrir 10 meses para que la entrega sea completada.

Los trenes fueron fabricados por Alstom en San Pablo (Brasil) y ensamblados en el taller de Los Hornos -inaugurado en noviembre de 2003- ubicados en La Plata, Provincia de Buenos Aires. Las primeras tres formaciones -las denominadas A, B y C- tienen el letrero que coloca a San Pablo como lugar de fabricación. Esto cambió en el resto de los coches como parte del convenio realizado entre la presidencia de Néstor Kirchner y la empresa Alstom en 2003, cuando los trenes fueron comenzados a ser ensamblados en la Argentina, aunque la fabricación sea realizada en su totalidad por la sede industrial más grande de lationamérica de la francesa Alstom, ubicada en Brasil.

Si bien ya finalizó el ingreso de la totalidad de las formaciones adquiridas, aún restan trabajos de modificaciones en varios de los trenes actualmente en funcionamiento. Los últimos trenes fueron entregados con 6 coches, pero esto no sucedió desde el principio, ya que originalmente la compra del Gobierno Nacional fue de 16 trenes de 5 coches cada uno, pero cuando ya habían ingresado 3 formaciones y otras tantas ya habían sido configuradas en los talleres con 5 coches, el Gobierno aumentó la compra de 80 a 96 coches para conformar una flota de 16 trenes pero todos con 6 coches en lugar de los 5 que se habían licitado hace 9 años. Esto obligó a las empresas Metrovías y Alstom a coordinar el retiro incremental de formaciones para reconfigurarlas agregando el sexto coche a cada una, lo que implica el traslado de cada formación a los talleres de La Plata.

Los trabajos de reconfiguración fueron realizados a modo de prueba primero en las formaciones A y B en 2004. Esto trajo, según denunciaron en su momento trabajadores de la línea D, serios inconvenientes en el sistema de apertura de puertas, las cuales abrían del lado opuesto al ordenado por el guarda y podría haber generado graves accidentes.

Desde entonces está parada la readaptación, pero Metrovías y Alstom se comprometieron a completar la entrega de 96 coches antes de que finalice el año 2008. Por estos días se encuentran en servicio al público las formaciones N y O, las cuales aún presentan inconvenientes en el sistema de seguridad de puertas. En tiempo de descuento, son alrededor de 8 los trenes que restan reconfigurarse a 6 coches.

Comentarios