Fue presentado por Maria José Lubertino, titular del INADI. Sostiene la funcionaria que el proyecto busca incentivar el uso del automóvil particular en detrimento del transporte público.

María José Lubertino, titular del INADI y legisladora porteña electa, presentó un recurso de amparo contra el proyecto de construcción de dos túneles viales bajo la Avenida 9 de Julio y el Parque Central Norte en la zona de la Facultad de Derecho.

Como miembro de la Asociación Ciudadana por los Derechos Humanos, Lubertino solicitó a la Justicia la nulidad de la resolución 515/2009 del gobierno porteño, por la cual se encomienda a AUSA (Autopistas Urbanas Sociedad Anónima) el diseño y construcción de la mencionada obra.  También se pidió la nulidad de las audiencias públicas llamadas para debatir este tema con los vecinos ya que aún no fueron presentados los estudios de impacto ambiental correspondientes.

Según Lubertino, en el caso de los túneles viales se busca privilegiar el tráfico pasante ya que este utilizará esos dos corredores por debajo de las actuales líneas de Subte que cruzan el centro (A, B, C, D y E), contando además con pocos accesos.  Aclaró que este proyecto “viola derechos ciudadanos, mandatos constitucionales y los lineamientos del Plan Urbano Ambiental, omitiendo la presentación del correspondiente estudio de impacto ambiental y su discusión en audiencia pública”.  Sostiene también que el criterio empleado por la administración de Mauricio Macri es el de “privilegiar el uso del automóvil en detrimento de políticas de inclusión y equidad”.

Los túneles de la Avenida 9 de Julio se financiarán “con los recursos provenientes de los peajes de las autopistas” que atraviesan la ciudad, en vez de construir obras destinadas al transporte público “como la esperada ampliación de la red de subtes o para mejorar los centros de trasbordo de Retiro, Once o Constitución”, expresó la funcionaria.

Comentarios