Por una sorpresiva medida de fuerza de gremialistas opuestos a los Metrodelegados, la línea C no inició servicio este miércoles 1° de marzo. Metrovías calificó la posible paralización de "absolutamente injustificada" y asentada en "motivos absolutamente falsos". Sin embargo, tras negociaciones a contrarreloj, la medida fue levantada a las 7 de la mañana y los trenes ya circulan entre las cabeceras Retiro y Constitución.

La reapertura de la estación Constitución, planeada para este miércoles 1° de marzo luego de dos meses de cierre por obras, podría complicarse por una medida de fuerza gremial.

Un grupo autodenominado “Delegados de estaciones”, que responde al sindicalista Néstor Piriz, y que está enfrentado a la conducción de la AGTSyP encabezada por “Beto” Pianelli y Néstor Segovia, planea llevar a cabo un paro sorpresivo desde las 5 de la mañana, impidiendo el inicio del servicio.

Según alegan, se trata de una “medida de autodefensa” en reclamo por lo que consideran falta de personal. En un comunicado difundido este martes por la noche, afirman que la línea C “sólo cuenta con 15 trabajadores [de limpieza] y 42 auxiliares de estación”, un número que juzgan insuficiente, exhortando a Metrovías y SBASE “a cesar con el vaciamiento del sector de estaciones, cubriendo las vacantes necesarias”.

La operadora Metrovías, mediante un comunicado, rechazó en duros términos la paralización, calificándola de “absolutamente injustificada” y asentada en “motivos absolutamente falsos”. La empresa atribuyó la medida a “una interna gremial” y anunció que, de llevarse a cabo, realizará denuncias ante las autoridades.

La interna gremial ya le costó varios paros a la línea C durante el transcurso de 2016.

Para información actualizada constantemente sobre el servicio de la línea C, consulte enelsubte.com/estado.

Comentarios