La UTA anunció que el paro de los servicios nocturnos en rechazo al asesinato de un colectivero, continuará por tiempo indeterminado. Se suman los trabajadores del Subte.

La Unión Tranviarios Automotor (UTA) resolvió extender por tiempo indeterminado el paro que se mantiene en los servicios nocturnos de corta y media distancia tras el asesinato de Hugo Encina, conductor de la línea 96 que fue atacado el jueves pasado.

Así lo confirmó a lanacion.com el secretario gremial de la UTA, Andrés Arrejoría. “Es hasta que tengamos una respuesta clara a nuestros reclamos”, sostuvo.

Los empleados del subte se sumaron a la suspensión del servicio nocturno. La última formación de cada línea saldrá a las 21.30. La muerte del colectivero, luego de agonizar un día en un sanatorio de La Matanza, provocó la reacción de la UTA.

El reclamo que el sindicato planea llevar mañana al encuentro con las autoridades es el de instalar una cabina que aisle al conductor. “Se trata de una solución parcial dado que hoy, en los colectivos hay secuestros exprés, asaltos y violaciones que se incrementan los viernes y sábados por la noche”, dijo Arrejoría.

Y agregó: “La cabina va a proteger al conductor, pero estos otros hechos de violencia que afectan al pasaje van a seguir sucediendo. Y lo peor es que la gente mira al costado”.

El chofer Encina fue atacado por un pasajero que subió al colectivo en estado de ebriedad y se enojó porque la máquina expendedora de boletos no le tomaba las monedas. Recibió siete puñaladas, en cuello, tórax y abdomen. El agresor logró escapar, pero fue detenido horas después en Villa Celina, tras ser reconocido por testigos del hecho.

Esta mañana inhumaron los restos del chofer en el cementerio municipal de Villegas, en La Matanza.

Comentarios