El PRO deslizó la posibilidad de que la línea F llegue a la provincia en el futuro. Las obras del primer tramo, entre Constitución y la Plaza Rodríguez Peña, comenzarían en 2016. Sin embargo, SBASE confirmó que por el momento solo hay "estudios preliminares".

Una versión publicada por el medio La Política Online, habitual vitrina de las distintas corrientes del macrismo, indica que el gobierno porteño estaría estudiando que la futura línea F tenga cabecera en el municipio bonaerense de Avellaneda. Esto constituiría la primera vez en que el Subte traspondría los límites de la capital.

La idea, que no está definida aun con precisión, es seguir el túnel bajo las calles Hornos y Montes de Oca, cruzando el Riachuelo bajo tierra y continuando bajo la Avenida Mitre hasta un punto no especificado, presumiblemente Crucecita.

En cualquier escenario, esto dependería de varios factores. En primer lugar una reforma de la ley 670, que define el actual trazado de la línea F entre Constitución y Plaza Italia; en segundo lugar debieran prosperar acuerdos con la Provincia de Buenos Aires y con el Municipio de Avellaneda.

La idea se habría planteado luego de que el gobierno porteño manifestara que se encuentra realizando estudios y proyectos preliminares para la construcción del primer tramo de la línea, entre Constitución y la Plaza Rodríguez Peña. No obstante, ahora el GCBA habla de iniciar las obras de esta primera etapa recién para 2016 posponiendo la licitación de un pequeño tramo, tal como se había barajado meses atrás.

Cabe señalar que SBASE ha confirmado días atrás que “solo existen estudios preliminares [sobre la línea F] y no se cuenta con documentación en detalle” (sic), ante el pedido de información por parte de un particular.

La posibilidad de alcanzar las zonas más densamente pobladas de Avellaneda con el Subte es una idea recurrente en el ámbito de la planificación del transporte, pero, aunque ponderada por varios especialistas, de momento no se han dado pasos en concreto en este sentido.

Al igual que en el caso de la posible extensión de la línea H a la Villa 1-11-14, el interés prinicipal detrás del proyecto parece ser el electoral. La referente de Macri en el distrito es la diputada nacional Gladys González, que el año pasado accedió a su banca mediante la boleta electoral del Frente Renovador.

El único resultado concreto de los constantes cambios de traza de subtes imaginarios ha sido la creación efectiva de líneas de Metrobús. Estas no solo se construyen más rápido, más barato y se notan más. Ni siquiera pasan por la Legislatura. Y, además, el costo de la operación del sistema lo asume la Nación.

Comentarios