El gremio aclaró que apoya la implementación del sistema SUBE, pero pide que se aumente la dotación de personal para hacer frente a la mayor demanda en boleterías por la recarga de las tarjetas. También solicitó que se reubiquen las máquinas validadoras para no afectar la salud de los trabajadores.

 La Asociación Gremial de Trabajadores de Subte y Premetro (AGTSyP) aclaró en un comunicado de prensa su posición en el conflicto por la recarga de la tarjeta SUBE en las estaciones del subterráneo.  “Apoyamos la implementacion de la tarjeta SUBE, ya que entendemos que es un elemento que permitira la reasignacion de los subsidios, dirigiendolos a quienes realmente lo necesitan, en lugar de entregarlo a los concesionarios de los medios de transporte”, comienza el texto.

A continuación, dejan en claro que su reclamo pasa por “la regulacion de esta tarea y su incorporacion al CCT (Convenio Colectivo de Trabajo), el aumento de la dotacion de personal y puntos de venta en boleterias, acorde a la demanda generada y la reubicacion del equipo POST en el escritorio, que permitiria cuidar la salud de los trabajadores”.  Este pedido se origina en que, según el gremio, “la falta de lugares habilitados para su recarga, combinada con la rapida aceptación que tuvo entre los usuarios produjo un aumento exponencial en las tareas que realiza el boletero convertido ya, no en boletero del subte, sino de todos los medios de transporte de C.A.B.A. y Gran Buenos Aires, sin que la carga de la misma haya sido incorporada a nuestro Convenio Colectivo de Trabajo.”


Comentarios