Los sindicalistas disidentes de UTA expresaron que los problemas en la línea A se deben "a una combinación de sabotaje por parte de la empresa y la imposibilidad de brindar el servicio". Advierten sobre presiones al personal. La situación ya fue denunciada a la CNRT y al Ministerio de Trabajo.

La situación en la línea A se complica dia a dia.  La Asociación Gremial de Trabajadores de Subte y Premetro (AGTSyP) difundió un comunicado en el que expresa su versión de los hechos que ocurren en la centenaria línea desde la apertura de Puan y Carabobo en diciembre de 2008.  “En la ecuación económica de la empresa se especula que el usuario, aunque viaje en pésimas condiciones, va a pagar igual su pasaje”, dice el texto en su párrafo inicial.  Como informó enelSubte.com, los problemas se deben a una acuciante falta de personal que se vive en la línea desde la apertura de las nuevas estaciones, además de los consabidos problemas derivados del pésimo mantenimiento que realiza la empresa y de la falta del número adecuado de formaciones de refuerzo.


Sin embargo, el sindicato denuncia graves hechos que ya fueron puestos en conocimiento de la Comisión Nacional de Regulación del Transporte (CNRT) y el Ministerio de Trabajo, documentos que se adjuntan al texto difundido en el sitio web de los Metrodelegados.  “El área de Tráfico y Recursos Humanos de la empresa viene persiguiendo a los trabajadores. Se les exige que realicen sus tareas fuera de su jornada laboral, incluso a las compañeras con lactancia. Cuando un trabajador no extiende su jornada laboral se encuentra cuando llega a su casa con el respectivo ‘telegrama’.  Sin embargo esto no es todo.  La empresa, para figurar ante los organismos de control, hace figurar en las grillas de servicio a Guardas y Conductores que están enfermos, de vacaciones, o accidentados . Por ello, si usted escuchó por audio “Guarda Perez, su tren lo espera en la vía 2”, posiblemente Perez no llegue nunca, por encontrarse en su casa con la muñeca quebrada, de vacaciones, o incluso una Guarda a punto de tener a luz. Cuando este Guarda no aparece, la empresa Metrovías des-informa por audio que ‘la Línea está interrumpida por conflicto con el personal'”.  Según el comunicado, estas acciones de la empresa incluyen también la “desfachatez” de llamar a tomar un tren a un conductor o guarda que, en ese momento, se encuentran en pleno tráfico por la línea.


También informa el sindicato que Metrovías no sólo envía telegramas a los trabajadores sino que ahora descuenta arbitrariamente montos del salario como sanción.  El texto finaliza con una dura apreciación sobre la calidad del servicio y la continuidad de Metrovías al frente del Subte: “Metrovías demostró ser el fracaso de la privatización. No está posibilitada para prestar el servicio que el pasajero merece y el Contrato de Concesión le obliga. No queremos a esta empresa que utiliza el servicio de Subterráneos con prácticas de Lock Out con intereses que no están ligados a la actividad del transporte de pasajeros subterráneo.” 

Comentarios