A las 19.30, un pasajero dio un fuerte cabezazo a un empleado en la estación San Martín luego de una discusión. El servicio finalizó antes de hora.

El servicio de la línea C fue interrumpido anoche poco antes de la finalización del horario de prestación, debido a una agresión sufrida por un guarda de parte de un pasajero, informaron fuentes de la Policía Federal.

El hecho que desencadenó la medida ocurrió aproximadamente a las 19.30, en la estación San Martín, cuando un pasajero le dio un fuerte cabezazo a un guarda de una formación que se dirigía de la cabecera de Constitución a la de Retiro.

Una fuente de la Superintendencia Federal de Transportes dijo que todo comenzó con “una discusión más” de las que sostienen en forma habitual usuarios y empleados de ese servicio.

“Pero esta vez, la cuestión subió de tono acaloradamente y el pasajero le dio un cabezazo bastante fuerte al guarda, en el pómulo, por lo que intervino personal policial de intervención rápida destacado en el lugar, que detuvo al agresor y puso al guarda con asistencia médica”, añadió.

El trabajador agredido, siguió, “fue derivado a la clínica Santa Isabel, para ser atendido del traumatismo en el rostro, mientras que el agresor quedó detenido en la División Subterráneos, para las actuaciones correspondientes”.

“Casi dos horas después que el episodio estuvo superado y cuando había menos público, los delegados desagotaron de gente las estaciones, llevaron las formaciones hasta las cabeceras y se retiraron, con lo que el subte quedó parado antes que finalice el horario de servicio”, precisó la fuente.

Comentarios