Clarín se suma a la difusión de otro informe que pone en jaque a Metrovías: ahora del Ente Regulador de Servicios Públicos de la Ciudad.

Mientras continúa el conflicto en el subte por las acusaciones de Metrovías de sabotaje y las denuncias de los delegados sobre falta de mantenimiento de los coches, un dato del Ente Regulador de Servicios Públicos de la Ciudad revela que la calidad del servicio sufrió un marcado deterioro durante agosto último.

De acuerdo con el relevamiento que el organismo realizó el mes pasado, que consistió en 370 controles, se detectaron 271 fallas, vinculadas a la iluminación (27%), a la señalización (23%), a medidas contra incendios (17%) y a la frecuencia del servicio (6%).

La cifra es significativa si se compara con la obtenida de los controles del año pasado. En todo el 2006 se realizaron 3.472 relevamientos y se detectaron 596 fallas. Es decir, que sólo en agosto el número de fallas alcanzó casi la mitad del total de las encontradas el año último.

“Los controles son diarios y sistemáticos del Ente. Contamos con una programación a lo largo del año, y el promedio es de aproximadamente 300 controles mensuales”, indicó Miguel von Rozenberg, director del organismo. También aclara que los controles que ellos realizan están vinculados “a la calidad del servicio, no al aspecto técnico puro“, eje del conflicto actual en el subte.

Con respecto a la decisión que se tomó de reforzar la seguridad en el subte, enviando más personal policial a las estaciones, Von Rozenberg dijo que, aunque el Ente no regula el tema seguridad, ese es otro aspecto que “por lo general no se cumple”. Y detalló que por contrato, “debería haber 288 policías por día vigilando las estaciones”.

por Clarín.com

Comentarios