Afiche de Metrovías por aniversario del Subte

Hace 94 años Metrovías S.A. inauguraba la que sería la primera línea de subterráneos de Iberoamérica y el Hemisferio Sur. O eso dice.

El pasado sábado primero de diciembre se cumplieron 94 años de la inauguración de la que hoy es la línea A, entonces propiedad de la Compañía de Tranvías Anglo-Argentina (CTAA). Desde entonces se conmemora la fecha como el nacimiento de la red de subtes de Buenos Aires, la primera de todo el mundo de habla hispana y del Hemisferio Sur. Metrovías colocó unos pocos afiches de ocasión. Tampoco muchos, porque los miles de carteles publicitarios no pueden tornarse improductivos. Ingresos son ingresos y la concesionaria del Subte se dice una empresa necesitada del amparo estatal –subsidios–.

La concesionaria, como era esperable, aprovecha el aniversario de algo ajeno para intentar matizar su deteriorada imagen. Sobre fondo negro se lee “94 cumplimos”. ¿Qué 94 cosas cumplieron? Parece una suerte de esfuerzo por transmitir al pasajero el compromiso de la empresa. Abajo, en un tamaño de fuente menor, se lee “94 años transportando a los vecinos de la ciudad. Un compromiso que se renueva diariamente”. ¿Metrovías lleva 94 años transportando gente? Extraño de una empresa que se formó en 1993 y recién comenzó a operar el servicio público de subterráneos al año siguiente.

Lo más notorio no es eso, sin embargo. Metrovías puede estar simplemente confundiendo su rol de operadora con el de titular de la red, cosa que no es. Más difícil de atribuir a una simple confusión o recurso publicitario ingenuo es que encima del “cumplimos” aparezcan tres fotos de la recientemente abierta línea H. Una línea que no diseñó, financió ni construyó Metrovías. Una línea que, originalmente y hasta la llegada como ministro de Juan Pablo Schiavi, ni siquiera se planeaba que operara. Una línea dada en concesión precaria por un decreto de Telerman del cual se cuestiona seriamente su constitucionalidad.

El número 94 que monopoliza el afiche, a su vez, está compuesto de una serie de frases sueltas escritas en blanco. Se trata de una larga serie de cifras que da Metrovías sobre la operación del Subte. Algunos datos son totalmente pertinentes, como la cantidad de líneas, el total de kilómetros, los servicios diarios. Otros tienen menos relación con el nonagésimo cuarto aniversario del medio de transporte más porteño. ¿Qué tienen que ver los 4.100 empleados de Metrovías?

Remata con los $118 millones que dice emplear en mantenimiento –¿en qué plazo?–. Corresponde preguntarse si existe rendición de cuentas sobre su aplicación puntual. Las faltas de mantenimiento son evidentes y constantes. Las denuncias que acumula Metrovías también. Valdría justificar la cifra y su uso. Máxime cuando es dinero que pagan todos los contribuyentes a través de los susodichos subsidios. En algo se usó seguro parte de ese dinero: en los afiches donde la concesionaria festeja sus 94 años. Y va por más.

Comentarios