Benito Roggio Transporte integra el consorcio elegido para la construcción de la línea 18 del Metro de San Pablo, un monoriel de 15 kilómetros de extensión que vinculará a esta ciudad con el suburbio de industrial de São Bernardo do Campo. La obra costará más de 2100 millones de dólares.

El Consorcio ABC, integrado por las compañías brasileñas Primav, Encalso y Cowan y por la argentina Benito Roggio Transporte (BRt), controlante de Metrovías, resultó adjudicatario de la construcción y operación -por un plazo de 25 años- de la nueva línea 18 del Metro de San Pablo tras ser el único oferente en la licitación.

Se trata de un monoriel (también conocido como “línea bronce”) cuyo trazado consta de unos 15 kilómetros de extensión atravesando los municipios de San Pablo, San Cayetano del Sur, San Andrés y São Bernardo do Campo. La obra costará 2130 millones de dólares.

Benito Roggio Transporte aportará “asistencia técnica en los procesos de construcción, implantación, operación y gestión de transporte urbano sumando su expertise y know-how adquirido en el sector ferroviario”.

No es la primera obra adjudicada a Roggio en el vecino país. En mayo del año pasado le fue otorgada la concesión de construcción y operación por 25 años de una red de seis líneas de tranvía en Río de Janeiro. Al igual que en San Pablo, se presentó como parte de un consorcio (VLT Carioca) integrado por otras compañías. Anteriormente, Roggio tenía presencia en Brasil a través de la operación de la línea 4 del Metro de San Pablo.

Comentarios