Anoche, en Temperley, un tren violó dos señales en rojo e impactó a una locomotora, ocasionando 40 heridos. El accidente ocurrió horas antes de la puesta en marcha de los nuevos trenes CSR. Randazzo acusó sabotaje e intencionalidad política y disparó contra el gremio de los maquinistas.

Cerca de las 21:30 de este domingo un tren diésel de la Línea Roca que se dirigía hacia Florencio Varela impactó a baja velocidad en la estación de Temperley a la locomotora A921, que se encontraba maniobrando en el lugar, tras violar dos señales a peligro, dejando un saldo de 40 heridos leves, precisó la Operadora Ferroviaria del Estado en un comunicado.

Locomotoras A907 y A921. Detalle del impacto.
Locomotoras A907 y A921. Detalle del impacto.

“Desde la torre de control se le indica al motorman que pare. Éste ignoró las señales en rojo y las de la cabina. El tren sale un minuto antes de lo previsto sin haber sido despachado”, explicó Randazzo esta mañana.

El accidente ocurrió en la víspera de la puesta en marcha de un servicio semirrápido con trenes CSR cero kilómetro, a ser inaugurado este lunes por la mañana. Esta circunstancia despertó suspicacia en el Ministro del Interior y Transporte, quien brindó una conferencia de prensa precisando que el conductor del tren “hizo caso omiso” de las señales lumínicas e “ignoró las advertencias que hacían desde la cabina”. “¿Por qué salieron en rojo? Por qué ignoraron las señales de la torre? Lo tendrán que explicar el motorman y el ayudante”.

Más allá de que la investigación del accidente está en manos de la Justicia, Randazzo esbozó su propia teoría: “No tenga ninguna duda de que pudo haber sido un sabotaje. Me cuesta creer que el gremio La Fraternidad no esté detrás de esto” y vinculó el hecho no sólo a la antedicha puesta en marcha de los nuevos trenes, sino también al contexto político: “Los tres siniestros que afronté estuvieron asociados a procesos electorales”, disparó.

Comentarios