A partir de hoy, las boleterías del Subte dejan de vender los Subtepass. Sin embargo, podrán utilizarse hasta fin de mes. Los abonos y pases seguirán operando con normalidad. El objetivo de la medida es impedir el acopio de boletos de cara al aumento a $7,50, que se efectivizará en la primera semana de junio.

Los Subtepass dejarán de comercializarse en las boleterías del Subte a partir de hoy, lunes 2 de mayo. Sin embargo, quienes hayan adquirido Subtepass con anticipación podrán continuar utilizándolos hasta fines del corriente mes, cuando dejarán de aceptarse como medio de pago válido.

En tanto, los abonos y pases que operan con la tecnología de Subtepass continuarán vendiéndose y operando con normalidad, ya que no se encuentra previsto su reemplazo.

Con esta medida, las boleterías se concentrarán únicamente en las tareas de carga de tarjetas Monedero y SUBE, función que también cumplirán las terminales de autoservicio (TAS) que comenzaron a instalarse en forma generalizada desde abril.

El Subtepass había sido introducido como medio de pago en el año 2000, de forma experimental, en la línea E. Luego, en 2001, fue extendido al resto de las líneas reemplazando al histórico cospel.

La decisión de eliminar el Subtepass había sido tomada en marzo pasado. Si bien oficialmente se invocaron razones como la migración “a un sistema único de acceso con tarjetas sin contacto, más eficientes y ecológicas, que utilizan una tecnología superadora”, lo cierto es que uno de los objetivos de la medida es evitar la compra anticipada de boletos de cara al aumento de la tarifa, que pasará a costar un 66% más en breve. La audiencia pública, paso previo para que se efectivice, está convocada para el próximo viernes 6.

Comentarios