A más de un año, continúa inconclusa la nueva decoración de Florida

En diciembre de 2014 comenzó la remoción y destrucción de azulejos originales de la línea B con el objeto de instalar una intervención artística florida y colorida. Sin embargo, a más de un año de iniciadas, las tareas no han culminado: el deterioro, a la vista.

Hace más de un año, en diciembre de 2014, Subterráneos de Buenos Aires (SBASE) emprendió la tarea de remover gran parte de los azulejos históricos originales de la estación Florida de la línea B con el objeto de redecorar las paredes de andenes y escaleras.

Más de seis meses después, en julio de 2015, SBASE comunicó oficialmente la instalación de una serie de paneles y obras con motivos floridos y coloridos autoría de la artista plástica Genoveva Fernández, en el marco del Plan de Gestión Cultural y Patrimonial, regenteado por la esposa del entonces vicepresidente de SBASE, Natalia Orlowski de Gowland.

Sin embargo, a más de un año de iniciadas esas tareas, la instalación de la nueva decoración no ha culminado y en varias partes de la estación (ver foto) permanecen al descubierto secciones de deteriorados azulejos, incluyendo los huecos de donde fueron removidas porciones del alicatado.

La decisión de la empresa estatal no estuvo exenta de polémica, ya que para la conversión de la estación en un “paraíso decorativo” -tal la calificación que mereció en los comunicados de prensa- fue necesaria la remoción y aún la destrucción de cientos de piezas que al momento contaban con casi 85 años de antigüedad y databan de la época de la Compañía Lacroze.

Aunque los azulejos se encontraban visiblemente deteriorados, la decisión de tapar y destruir en lugar de restaurar fue mal recibida en forma casi unánime y cuestionada desde la Comisión Nacional de Monumentos, Lugares y Bienes Históricos a pesar de que la línea B no es Monumento Histórico Nacional.

Comentarios