40 años pueden parecer pocos –principalmente para una línea de tranvías– puesto que en realidad se cumplen 40 años de la unificación de las dos últimas líneas de tranvías sobrevivientes gracias a la resistencia de los usuarios de la línea.

Al igual que las principales metrópolis del globo, Tokio también supo tener una extensa red de tranvías de 200km, la cual desapareció prácticamente en su totalidad luego de la segunda guerra para ser reemplazada por buses y líneas de metro.

Luego de la segunda guerra, la infraestructura tranviaria tokiota se había visto prácticamente destruida por los bombardeos, lo que dio lugar a utilización de buses en su reemplazo; en 1960 solo dos líneas -de 41- se habían salvado de desmantelamiento. La línea 27 –con terminales en Minowabashi y Akabane– y la 32 –con terminales en Arakawa y Waseda– posteriormente en 1974 son unificadas en una sola línea y renombrada como Toden Arakawa, con sus terminales en Minowabashi y Waseda.

Por ella circulan cuatro series diferentes de vehículos, los más viejos, de la 7000 fabricados ente 1954 y 1956 y los más nuevos, la serie 9000 compuesta solamente por 2 vehículos que tienen un aspecto exterior de un tranvía antiguo. Cubre una ruta de 12 km y 30 estaciones, conectando los barrios de Arakawa, Kita, Toshima y Shinjuku.

El Buró de Transporte Metropolitano de Tokio, conocido como Toei, dispuso como fecha de aniversario de la línea este primero de octubre, aunque llevará a cabo los festejos se realizaran el domingo 5.

Los mismos serán llevado a cabo en las oficinas y cocheras de la línea, que se encuentran frente a la estación Arakawa-Shakomae. Durante todo el domingo se podrán visitar los coches preservados y la cochera, que se encuentra generalmente cerrada al público, como así también una exposición de ferromodelismo, y adquirir algunos souvenires de edición limitada por el aniversario de la línea.

Comentarios